7-ideas-para-ser-la-mejor-en-todo

¡Sí, es posible! Alcanzar la excelencia en diversos aspectos de tu vida -sentimental, familiar, laboral y la salud- se logra con una actitud específica, siguiendo ciertas reglas personales y siendo feliz. Para algunos esto suena muy complicado, pero es tan sencillo. Anímate a hacer ciertos cambios y serás la mejor en todo.

  1. Actitud positiva. La gente podrá acusarte de exceso de positivismo, pero ¿no es mejor ver la copa medio llena a medio vacía? El tener como premisa que todo estará bien y saldrá bien te llevará a lograr tus metas de forma efectiva, eficaz y rápido. Las personas a tu alrededor querrán tu compañía. Nadie quiere a una persona con una nube negra sobre su cabeza quejándose por todo. La gente positiva atrae a personas con luz interior.
  2. Metas a corto plazo. Opta por proyectos concretos que tengan un resultado realista. No intentes ser la presidenta de tu empresa de la noche a la mañana. Trabaja en una meta poco a poco, disfruta el proceso. Y recuerda que como dicen popularmente: “el que mucho abarca, poco aprieta”. Paso a paso reconoce los logros, verifica en qué fallaste y si tuvieras que empezar de nuevo, adelante. No te estanques. Pero no quieras correr sin aún aprender a caminar. El tropezón puede generar un golpe al espíritu difícil de superar.
  3. Proyecta amor. Cuídate, ámate y siéntete linda para ti. Así proyectarás quien realmente eres. No temas ser vulnerable, amorosa, noble y tierna. Tus relaciones serán más armoniosas y por qué no, maravillosas.
  4. Dale alegría a tu cuerpo. ¿Recuerdas la famosa canción de Los del Río, “Macarena”?Pues así, dale a tu cuerpo alegría de la forma que mejor entiendas. Puede ser ejercitándote, comiendo saludable y teniendo sexo con tu pareja. Sí, el sexo es un ejercicio fabuloso, que además de ayudarte a ejercitar todos los músculos del cuerpo te hace segregar endorfinas, que llevan a un estado de ánimo alegre, liberan el estrés y mucho más.
  5. Cree en ti. Eso te hace una mujer segura, que podrá enfrentar cualquier reto con inteligencia y valentía. Que el miedo no te detenga, ni limite tu posibilidad de crecimiento a nivel laboral, personal ni espiritual.
  6. Alimenta el alma. Escoge la forma que más se acople a ti, tus creencias y fe. Una meditación, una misa, un servicio religioso, un ayuno, alguna promesa le sentará bien tanto a tu espíritu como a tu alma. Cultiva una forma de alimentar el espíritu.
  7. Da gracias. Una persona agradecida recibe grandes satisfacciones. Además de aceptar el amor de los otros, ofrece su bondad en cada agradecimiento. Su humildad de espíritu, su esencia humana se fortalece con cada “gracias”.

El éxito no se consigue con avaricia, deslealtad ni pisando a los demás o sacando a la gente que te “hace sombra” del camino. Ser la mejor en todo es tener la satisfacción de ser tú. Libre y sin remordimientos. Si todas las noches puedes acostarte pensando “soy la mejor”, lo eres. Si dudas, es tiempo de evaluarte y empezar de nuevo.