Si te desempeñas en una de las profesiones más hermosas, sabes que un hijo te deja grandes enseñanzas en la vida. Sin duda, ser madre es una experiencia que implica responsabilidad, paciencia, tolerancia, tiempo, pero sobre todo mucho amor. Si ya tienes niños, te sentirás identificada con estas lecciones que te dejan con el transcurso de los años.

1. Te da seguridad en ti misma: Sabes que eres única y que como tú, no hay dos. Si crees en ti misma, lograrás salir adelante. Ser tu mayor fanática siempre te permitirá derribar los más grandes obstáculos. Y ni qué decir cuando eres madre. Por tu hijo haces cualquier cosa y si es necesario, hasta das la vida por él.

2. Sí se puede: Independientemente de si eres una madre soltera o no, para ti TODO es posible. Nadie podrá negarte las comodidades y felicidad que deseas para tu pequeño. Con trabajo, esfuerzo y dedicación sabes que SÍ SE PUEDE.

3. Aprecias aún más tu trabajo: Como toda mujer independiente amas tu trabajo, pero cuando te das la oportunidad de ser mamá aprendes a apreciarlo aún más. Sabes que nada llega gratis y te ganas la vida trabajando muchísimo. Si no tienes un trabajo de oficina, ¿qué más que las labores domésticas que haces en casa? Ambos implican esfuerzo y dedicación.

4. Recibes apoyo incondicional de tu mamá: 
Reconfirmas que tu mamá siempre estará ahí para ti. Los mejores consejos de ser madre vienen de tu mamita.

5. Disfrutas sin importar la edad: Si apenas estás empezando, si ya tienes hijos adolescentes o si ya eres abuelita, la edad no importa cuando se trata de disfrutar a tus hijos. Tu deseo es vivir plenamente y ser muy feliz porque la vida es muy corta.

6. La belleza externa no es lo más importante: Siéntete cómoda como eres. Si luego de tu embarazo deseas bajar esos “kilos” de más, hazlo. Busca tutoriales de ejercicios en internet y realiza las rutinas. Eso sí, nunca se te olvide que lo más importante es tu valor como persona. Tu bienestar emocional es lo más importante. Todas las mujeres somos bellas.

7. Amor incondicional: Muchas madres como tú afirman que desde el momento en que están embarazadas conocen el amor verdadero. Si eres mamá, ¿crees lo mismo?