7-maneras-de-relajarte

¿Cuáles son las señales que indican que tienes mucho estrés? Te despiertas cansada, tu productividad en el trabajo o en tu hogar ha bajado, te quedas dormida en cualquier lugar, bebes mucho café, se te dificulta manejar cambios repentinos, te sientes angustiada y sufres de insomnio, así como deseas salir corriendo desesperadamente. Esos son algunos síntomas que indican que pasas por días de mucho estrés.

Para relajarte existen ciertas técnicas. Claro está que tú eres diferente a otras chicas, por lo que es necesario identificar qué actividades son las más apropiadas para ti.

  1. Quítate los zapatos: ¡Qué rico! No hay sensación más placentera que llegar a tu casa y quitarte los tacones. Estar en contacto con el suelo de tu hogar, con la hierba de tu patio o la arena de la playa… En tu sala o habitación tendrás un sofá muy cómodo para elevar tus piernas y relajarte viendo televisión.
  2. Camina por la ciudad: Si sales de tu trabajo, no vayas directamente a casa. No tiene que ser un paseo largo, basta con 30 o 45 minutos. La idea es que camines, liberes tu tensión y regreses a casa más tranquila. Los sitios ideales para este paseo son algún parque o zona natural. Hazlo sola si lo deseas o invita a tu pareja o a un amigo.
  3. Un rico baño caliente: Deja que el agua caliente te relaje los músculos. Cuando estás muy estresada, esta técnica hace maravillas en tu cuerpo. ¡Anímate a probarla!
  4. Leer: ¿Hace cuánto tiempo no lees una novela romántica en tu cama? Olvida las prisas del internet, los blogs, documentos del trabajo, los periódicos, las revistas y tus responsabilidades con tus hijos. Siéntate al menos 30 minutos en el parque, en tu cama, en el sofá o donde sea tu lugar favorito y disfruta de la lectura.
  5. Siesta: No hace falta que duermas 4 horas para recargar baterías. Si te sientes estresada y al llegar a tu casa tienes muchas tareas domésticas, olvídalas. Ve a tu cama y duerme al menos 30 minutos. Si lo prefieres, cierra los ojos y así bajará el ritmo que traes del trabajo. No necesitas ser maestro en yoga para cerrar los ojos y respirar más despacio.
  6. Jardinería: Si tienes espacio para un jardín y todavía no lo plantas, es tiempo de hacerlo. Puedes cultivar desde flores hasta hacer tu propia huerta.
  7. Prepara tu platillo favorito: O el de tu familia, pero hazlo si tu pasión está en la cocina. Busca recetas en tu recetario personal o en internet. El estrés que se libera en la cocina es impresionante.

¿Qué otras actividades realizas cuando necesitas relajarte? No hace falta que sean muy complicadas porque la idea es que otras chicas no se sientan aún más estresadas haciéndolas. Ampliar esta lista te permitirá ayudar a otras mujeres como tú.