A veces los quehaceres en casa y el trabajo impiden que dediques tiempo suficiente a tus niños. Incluso, pasa una semana y en todo ese tiempo no has invertido ni 20 minutos en ellos.

Si te preguntaran cómo se llama el mejor amigo de tu hijo o qué posición juega en su equipo de fútbol, ¿sabrías dar la respuesta correcta? Si no la sabes, es momento de preocuparte.

Cuando decides hacerte el hábito de atender a tu hijo todos los días, él notará que realmente lo escuchas, será más feliz, su rendimiento escolar mejorará, será más sociable e incluso, tendrá buen humor.

Uno de los peores errores que NUNCA debes cometer es ignorar sus sentimientos. Si ves que está molesto, consúltale sobre el motivo de su enojo, así sabrás cómo guiarlo para que maneje su frustración. Si dejas pasar los sentimientos de tu hijo, solo promoverás que se sienta irritable y con ciertos problemas a la hora de comunicarse contigo.

Algunos expertos creen que no todos los padres se interesan por sus hijos luego de salir del colegio. Consultan si “todo ha ido bien”, pero nada más.

Para ayudarte en esta tarea, aquí hay 7 razones por las que es importante dedicarles tiempo a tus niños para escucharlos.

  1. Mayor vínculo

Al ponerle atención a tu hijo se generará un mayor vínculo y apego entre ambos. Si eres una mamá abierta, lograrás que en la adolescencia él o ella tengan la libertad de expresarse sin problema.

  1. Funciona como ejemplo

Le darás el ejemplo de cómo tiene que relacionarse con los demás. Además, tu hijo o hija sabrá cómo construir empatía con sus compañeros de clase. Al hacerlo, míralo a los ojos y háblale con frases sencillas. Déjale saber que siempre que necesite de tu ayuda, estarás ahí para lo que necesite.

  1. Ayudas a fomentar su autoestima

Un hijo que siente que es escuchado tendrá una buena autoestima. La actitud incluye miradas, caricias y positivismo.

  1. Conocerás sobre sus amistades

Es una forma inteligente de enterarse de los puntos de vista de los hijos, de conocer qué tipo de amistades tienen, así como diferentes asuntos que podrían afectarle.

  1. Mayor seguridad

Tu hijo o hija se sentirá más seguro al saber que hay alguien pendiente de ellos.

  1. Tiempo

Si les dedicas tiempo, tus hijos se darán cuenta de que realmente los amas.

  1. Prevención

Si escuchas a tus hijos, llegará el momento en que serás capaz de prevenirlo ante el peligro. Por ejemplo: tu hijo desea asistir a una fiesta que hará un compañero de la escuela o colegio en su casa, a la hora de consultarle si sus padres estarán y qué tipo de personas irán, te podrías dar cuenta de que existen riesgos a los que no quieres que tu hijo se exponga.