Hay suegras… y suegras. Mientras algunas son más o menos llevaderas y tolerables, ¡algunas parecen salidas directamente del infierno! ¿Cómo saber con qué espécimen estás lidiando? Revisa estas señales para descubrir si tienes la peor suegra del mundo. 

  1. Le interesa más tu pasado que tu presente

Y no es porque quiera saber tus notas escolares o si tuviste una infancia feliz. ¡Oh, no! Está buscando algo oscuro en tu pasado que, en el momento adecuado, pueda utilizar en tu contra. Probablemente demuestre mucho interés en tus relaciones pasadas, especialmente en la parte de por qué fracasaron.

  1. Crea perfiles falsos en las redes sociales para seguirte

Después de ir a comer por primera vez a casa de tu suegra, ¿un extraño te envió una solicitud de amistad en las redes sociales? ¡Desconfía! Probablemente quiere entrar a tu círculo más cercano para espiarte.

  1. Sabe exactamente cómo hacerte enojar

Desde el primer momento estuvo lanzando indirectas para hacerte enojar, y después de intentar varias maneras, lo logró. ¡Y ahora lo usa en cada oportunidad que puede para enloquecerte!

  1. Trata de manipularte haciéndote sentir culpable

¿Cómo es posible que tu pareja no tenga ese pantalón que necesita para su reunión planchado y listo para usar? ¿Acaso era más importante reunirte con tus amigas (o asistir a la clase de yoga, o cualquier otra cosa que hayas hecho) que cenar con tu pareja? Oh sí, esa señora sabe cómo hacerte sentir culpable.

  1. No respeta los límites

No tiene problema de ir a tu casa un domingo por la mañana, cuando sabe que es el único día que tú y tu pareja pueden disfrutar de quedarse juntos en la cama hasta tarde. Y si está en tu casa, entra a todas las habitaciones sin tocar a la puerta antes, ¡incluyendo el baño y tu dormitorio! Sencillamente no tiene ningún respeto por los límites.

  1. Cree que no eres suficiente para su hijo/a

No importa lo que hagas y cuánto demuestres tu amor: ella cree que no eres y nunca serás suficiente para su hijo/a, ¡y no perderá oportunidad de demostrártelo, con hechos o con palabras!

  1. Habla a tus espaldas

Mientras estás presente, es toda sonrisa y dulzura; pero en cuanto te das la vuelta, está diciendo pestes de ti a cualquiera con tiempo y ganas de escucharla. ¡Incluyendo tu pareja!

Si te identificas con más de una de estas señales, déjame decirte que lo siento: tienes una de las peores suegras del mundo.