Mi madre siempre decía que cuando se es niño, el concepto de justicia es igual al del deseo; es decir, a un niño pequeño solo le parece “justo” lo que cumple con sus deseos. Eso, muchas veces, genera la conocida rivalidad entre hermanos por las que las madres nos preocupamos tanto.

Yo intenté con estos trucos para evitar peleas entre hermanos y, debo decir, me dieron muy buenos resultados.

Tratarlos como un equipo

En vez de tratarlos como rivales, hazlos sentirse parte de un equipo. El ser humano necesita sentirse parte de un grupo y qué mejor que la familia. A mí me gusta decirles que son los hermanos contra el mundo.

Reducir las situaciones que generen competencia

Piensa en cosas de la vida por las que siempre pelean y verás que, en su mayoría, serán situaciones en las que tienen que competir. Una vez que las identifiques, encontrarás la forma de hacer que no tengan que rivalizar.

No mostrarte a favor de ninguno

Ni les establezcas roles como “el más pequeño y débil” o “el más grande que puede solo y tiene que dar el ejemplo”. Solo pídeles que sean gentiles y se cuiden uno al otro cada vez que tengas que calmar una pelea.

Pasar tiempo a solas con cada uno

En casa con las niñas tenemos una tarde en la semana, para cada una, en que salen conmigo a solas.

Enseñarles que se necesitan dos para pelear

Explícales que si alguno está enojado y el otro no, no tienen por qué pelear, si no, esperar a que se le pase al otro.

Hacerlos actuar y premiarlos

A veces les pido que hagan de “mamá” y yo hago de una de ellas. A ver si adivinan lo que mamá diría y qué es lo que deberían hacer cuando ven que comenzarán a pelear. Además, yo puedo hacerles ver lo que debería ser, al hacer la actuación de una de ellas. ¡Te sorprenderás con lo que dirán que tú dirías!

Explicarles lo importante

La semana pasada, en nuestra tarde a solas, fui con una de las niñas al zoológico y con otra fuimos al cine. Una me dijo que no era justo que la hermana había visto los monos y ella no, la otra que ella también quería ver esa película. ¿Qué les dije? Que esos son detalles, que lo que importa es que ambas pudieron tener su tiempo con mamá y fue para las dos el mismo.

¿Pondrás en práctica estos trucos para que los hermanos ya no peleen?