8-comportamientos-que-te-hacen-quedar-mal-en-el-trabajo

El espacio laboral ha cambiado. Con las nuevas tecnologías puedes trabajar vía satélite, conectados por la computadora o el teléfono. Sin embargo, existen unas reglas básicas de comportamiento laboral que son importantes y se deben cumplir. Si no, quedarás mal. Tal vez si no las cumples sigas trabajando en el mismo lugar, pero no contarás con el respeto y la admiración de tus compañeros. Eso es lo que cuenta al final.

¿Quieres conocer los 8 comportamientos que te hacen quedar mal en el trabajo? Aquí los tienes a continuación.

  1. Llegar tarde.No importa a la hora que te vayas, lo importante es a la hora que llegues a la oficina. Necesitas respetar tu horario de entrada. ¿Por qué? Trabajas con un equipo de personas. Dependen las unas de las otras. Si no estás a tiempo y surge una emergencia, ¿cómo se resuelve si tienes que colaborar o necesitan tu aprobación? Estar disponible por teléfono algunas veces no es suficiente.
  2. Creer que lo sabes todo. Puedes estar muy preparada, llevar todos los años en esa empresa, pero no lo sabes todo. Hasta el presidente tiene sus asesores, expertos en diferentes áreas que le ofrecen consejos sobre el manejo de una situación o de otra. Así como él se rodea de gente experta, tus compañeros tienen conocimientos en diferentes áreas, que tal vez tú desconoces. Eso se debe respetar y admirar.
  3. Olvidar una reunión.Tenían separada la sala de juntas y todos llegaron menos tú. ¡Uy, qué feo! No puedes olvidar una reunión porque las decisiones que allí se tomen afectarán los proyectos o planes que debes cumplir. Trabajar no es un asunto de juego.
  4. No contestar los emailsSi no es algo que te interese, al menos contesta, “gracias, pero no necesitamos ese servicio en este momento”. De no ser tú quien pueda tomar una decisión con respecto a la información que recibes, envíalo a quien pueda ayudar a esa persona. No importa que recibas 800 al día. Contesta.
  5. Discutir con tu novio por teléfono. Si tienes un problema con tu novio o esposo, espera a llegar a casa para resolverlo. Si es apremiante que conversen, toma un breakde 5 minutos para hacerlo. De no ser urgente, espera a tu hora de almuerzo. Nadie necesita enterarse de que él no llegó anoche, o es egoísta o ya no lo soportas. Esos asuntos se ventilan en casa. No en el trabajo. No quieres que luego comenten tu vida o, lo peor, te juzguen o se burlen de ti.
  6. No respetar losdeadlinesSi tienes una fecha de entrega para un proyecto, cúmplela. Motiva a tu equipo a lograrlo. De no ser así, quedarán mal, porque no solo fallaron a una fecha, sino al compromiso con la empresa. Recuerda, el trabajo es tu profesión, debe ser tu pasión.
  7. Gritarle a un compañero.Puedes estar supermolesta, frustrada, es más, desesperada por la falta de profesionalismo del otro, pero no debes nunca alzarle la voz a un compañero ni, -mucho menos-, utilizar vocabulario inapropiado en una discusión. Si él lo hace, permanece en control, pídele que no te grite y ve directo al departamento de recursos humanos.
  8. Emborracharte en la fiesta de Navidad. Solo quedan unos días para que finalice el año, estás cansada y quieres que llegue el 25 de diciembre para el fiestón familiar. Eso está perfecto. Pero, empezar a beber alcohol y terminar borracha es un NO definitivo. Ese lujo no te lo debes dar. Aquí si aplica el famoso “tienes que cuidar el qué dirán” de nuestras abuelas. Quienes lo hacen, terminan siendo el centro de burlas y son los protagonistas de los chismes de la fiesta. Triste, pero cierto.