EJERCICIO

El calor es uno de los principales motivos por los que un corredor puede desistir de entrenar. Muchas veces pensamos en el invierno y tememos a ese momento de salir con frío hasta aclimatarse, pero bien sabemos que eso no tiene comparación con las altas temperaturas que se alcanzan durante la época de verano en la ciudad.

Pero nosotras creemos que un buen entrenamiento no debe cortarse ni temerle a las condiciones climáticas y que todas nos tenemos que animar a correr en verano. ¿Hace frío? Usa ropa térmica. ¿Hace calor? ¡Sigue estos consejos!

Toma mucha agua

La hidratación es fundamental para correr en días de calor, y esto no solo aplica para lo que tomes mientras corras. Si sales a correr por la mañana, te recomendamos hidratarte bien el día anterior. La regla es ingerir entre medio litro y un litro de líquido por hora de ejercicio. Es importante tomar además de agua, bebidas deportivas que aportan electrolitos y reponen las sales que pierdes con el sudor.

Usa ropa fresca

Cuanta menos ropa, mejor. Y opta por prendas cortas, de telas frescas y de colores claros. Además es bueno usar anteojos y gorra para evitar el sol. ¿Un consejo? Moja la gorra antes de salir o ponle un poco de hielo por debajo para mantener fresca la cabeza.

Evita las horas de mucho sol

Sal a correr por la mañana o a partir de la puesta del sol. Esto ayudará a evitar las horas de sol más fuerte y dañino. Además, puedes intentar ir por la sombra para sufrir menos el calor.

Tomate un tiempo para aclimatarte

El cuerpo demora unos días en acostumbrarse a las altas temperaturas. Empieza con entrenamientos cortos y poco a poco podrás ir intensificándolos. El cuerpo mismo irá disminuyendo el ritmo cardíaco y la temperatura corporal, y aumentará la tasa de sudoración.

Usa protector solar

Cuando corremos muchas veces no lo notamos, pero el sol nos está dando directamente sobre la cara y nuestro cuerpo. No te olvides de ponerte protector solar media hora antes de salir para asegurar su efectividad. Puedes optar por aquellos que son especiales para deportistas.

Disminuye el ritmo

No intentes correr al máximo en días de mucho calor. Deja eso para épocas de menor temperatura y aprovecha el verano para ponerte en ritmo y disfrutar del correr.

Planifica los entrenamientos

Ármate un recorrido con fuentes de agua o lugares en donde puedas recargar la botella. Otra opción es correr con mochilas de hidratación o esconder alguna botella a lo largo del recorrido.

Sigue estos consejos y no te prives de entrenar durante el verano. Ponte las zapatillas ¡y a correr!