A medida que nuestros hijos crecen, trabajan en su confianza. Y, como madres, podemos ayudarlos a que esa confianza sea mucho mayor.

La seguridad lo es todo y es muy importante para asumir retos, avanzar y crecer. ¡Apuesto que querrás que tus hijos confíen en sí mismos! Puedes ayudarlos diciéndoles estas cosas.

“Tu bondad brilla por dentro y por fuera”

Diles lo buenos que son, y lo feliz que estás de ser su mamá. Su bondad se potenciará más y también su confianza.

“Eres una gran persona”

Adorarán escuchar esto y les hará muy bien para su confianza.

“Me haces muy feliz”

Esta frase es muuuy importante para ellos, ¡qué tal si se la dices a menudo!

“Me gusta cómo resuelves tus problemas”

Así sabrán que están en el camino correcto, y que lo están haciendo muy bien… una forma de motivarlos a que sigan así.

“Confío en ti”

Que una madre confíe en sus hijos, significa mucho para ellos, y hará que la autoconfianza sea mayor.

“Estoy muy orgullosa de ti”

¡Díselos a menudo!, les hará muy bien.

“Me encanta ver lo que haces con tu creatividad”

La creatividad los ayudará a encontrarse a sí mismos y a encontrar lo que más les gusta. Así potenciarás su confianza.

“Tienes un gran sentido del humor”

El humor lo es todo, es bueno que tus hijos sepan que tienen esa chispa que a ti te saca una sonrisa, ¡su confianza aumentará!

¿Tienes hijos? Diles estas cosas, ayudará a que su confianza crezca y así sabrán que pueden, con trabajo, conseguir lo que desean.