La terapia de pareja literalmente puede salvar una relación. ¿Pero cuándo es tiempo de acudir? Existen ciertas señales inequívocas que te dicen que ya es momento de consultar a un especialista que aconseje y encamine la relación. ¡Presta atención!

Siempre terminan peleando por lo mismo

En todas las discusiones terminan peleando por lo mismo. Hay viejos rencores o ciertos prejuicios que dañan la relación y no dejan que avancen y sean felices.

Ninguno de los dos dice lo que siente

Tal vez en tu pareja reine el silencio y las caras largas. Saben que las cosas no están bien, pero ninguno de los dos dice nada. Tal vez tengan miedo de enfrentar los problemas.

Ya no tienen relaciones sexuales

Una pareja que no tiene relaciones sexuales debería hacer terapia de pareja ya mismo. No es un signo saludable.

Parecen compañeros de cuarto

Más que pareja parecen compañeros. Casi no se hablan, no se cuentan nada, no les importa mucho el otro y tienen vidas separadas.

Crees que ya no lo amas

¿Entraste en crisis por haberte dado cuenta de que ya no lo amas? Es una de las razones por las que deberían consultar a un especialista.

A menudo piensas en engañarlo

Si últimamente piensas mucho en otro hombre y engañar a tu pareja es una opción que pisa fuerte en tu vida, es hora de replantear tu situación y buscar una solución.

Tus hijos sufren por las peleas

Ya no pueden disimular las discusiones y hasta los chicos se enteran. Ellos se angustian y no entienden qué pasa. No tienen la culpa ni deberían preocuparse por los problemas entre grandes. Mejor comiencen con terapia de pareja, para no dañar más a sus hijos.

Piensas que todo estaría bien si el cambiase

¿Crees que todos los problemas se solucionarían si él por fin cambiara? Cuando crees que la raíz del problema es el otro y tú eres perfecta es otro signo de que deben hacer terapia de pareja.

¿Qué otra señal se te ocurre? ¡Cuéntanos!