Estar enamorada provoca una reacción corporal de bienestar inexplicable. Los más románticos lo definen como la sensación de “mariposas revoloteando por el estómago”. Sin embargo, los más pragmáticos o -menos entusiastas del arte de amar- consideran que esto dura el primer año y se va. No necesariamente tiene que ser así. Si pones en práctica estos pequeños detalles, tu relación será saludable.

  1. Bésalo mucho. Sí, así como dice la canción que interpreta Luis Miguel. ¡Eso siempre lo hacían! ¿Cierto? En cada esquina, a cualquier hora del día. Y debe ser una práctica que continúen por siempre. No importa que tengan años juntos, hijos, diferentes actividades, el contacto físico emocional es importante.
  2. Sorpréndelo con lingerieNo hay duda de que los hombres encuentran sexyuna camisa de botones con las mangas dobladas, pero la lenceríano falla, ¡JAMÁS! El efecto del encaje negro sobre tu piel a él lo motiva, lo enloquece y lo excita. Entonces, toma ventaja.
  3. “Rabiosa” en el sexo. ¡Sí, atrévete! Haz este ejercicio mental. ¿Recuerdas las primeras noches que pasaron juntos? Ahí está tu respuesta. Opta por ser una mujer ardiente, fuerte y sensual. La mujer que siempre has sido. No es que uses el sadomasoquismo ni la violencia. Usa la creatividad, la intensidad. Recuerda que a los hombres los enloquece que les muerdan los labios.
  4. Practica el sextingSí, envíale mensajes picantes al mediodía. ¿Recuerdas los primeros de sexo que le enviaste? Provoca que le suden las manos, se emocione y se le caiga el celular en plena reunión en el trabajo. ¡Es tu pareja! El hombre que amas. La “llama del amor” existe. Al fuego hay que soplarlo, agregarle madera y ganas para que no se apague.
  5. 5Háblale de “NOSOTROS”. Cuéntale lo mucho que aprecias que estén juntos. Rememora los mejores momentos, las risas constantes, los instantes de locura que cometieron. A los hombres les gusta hablar de cosas positivas. Ojo, no le traigas a colación situaciones incómodas o terceras personas, matarás el momento.
  6. Ayúdalo a liberar el estrés. ¿Cómo? Uf, esta puede ser una tarea más fácil de lo que crees. Y tú te librarás de estrés también. A veces con el tiempo, la pareja se siente que lo absorbe la relación; tanto los hombres como las mujeres. Déjalo ser. Recomiéndale una noche con los amigos, de ver un partido, jugar al fútbol o cartas. Que pase un momento con otros chicos para que te valore. De igual forma, hazlo tú. Si tienen hijos, pueden turnarse. No es que lo vayan a hacer semanalmente, pero de vez en cuando es necesario.
  7. Déjate sorprender. Aunque te lleve al mismo restaurante de siempre, si lo hace una noche, no le digas: “Ay, otra vez”. Siente que te quiere halagar. Valora que van a un restaurante, cuando tal vez ambos salieron supercansados y lo que quieren es estar en pijamas. Vale la pena.
  8. Arréglate para ti. Sí, mientras más linda estés ante tus ojos, proyectarás belleza. No hablo de ponerte toneladas de maquillaje, ni ropa de diseñador y tacones. Me refiero a tener las manos arregladas, el pelo limpio, la vestimenta adecuada ¡y listo! Siempre que tengas tu camiseta favorita, él caerá rendido a tus pies. Cuando él iba a visitarte, ¿recuerdas cómo corrías al espejo antes de abrir la puerta? ¡Pues hazlo de nuevo!
  9. ¡ÁMALO! Con la mayor intensidad del mundo, que lo sienta en cada abrazo, en cada palabra y en cada caricia. El amor es de detalles. Entrégale una postal, porque sí… Déjale una nota en la nevera, como Frida Kahlo hacía con Diego Rivera. Hazle saber que el amor está y se ha fortalecido.