FAMILIA

Cuando hablamos de niños y mascotas, no podemos establecer una edad ideal a partir de la cual podrían tener una mascota. Mucho dependerá de la educación que les hallamos dado y sobre todo de que nuestros pequeños quieran y entiendan lo que es cuidar de un ser vivo. Sin embargo, podemos considerar algunos puntos para determinar cuándo es el mejor momento para llevar una mascota a casa.

Convivencia de mascotas y niños menores de 5 años

Los niños y las mascotas pueden llevarse estupendamente bien, pero los padres debemos de tener ciertos cuidados para hacer de la convivencia una de las mejores etapas de sus vidas. Es por eso que antes de tener una mascota debemos establecer algunas reglas en casa.

Si planeamos comprar o adoptar una mascota que crezca a la par de nuestro hijo, debemos de considerar jamás dejar juntos y solos a la mascota con nuestro pequeño. Esta regla deben saberla todos los integrantes adultos de la familia para tener cuidado de no irse de una habitación dejando solas a ambas criaturas.

Otro punto importante que debemos enseñarle a nuestro hijo es que jamás debe molestar a la mascota cuando esta come. Aunque lo mejor que podemos hacer es educar también al animal a que no muerda o arañe la mano que le da de comer, y que no coma nada del piso a no ser que un adulto le dé la orden. (Te sorprendería saber la cantidad de niños que atienden los médicos cirujanos por casos de mordeduras de sus perros, ocasionadas cuando los pequeños fueron a recoger un alimento que se les cayó al suelo, y el perro, por considerar que el suelo es su territorio, los atacó).

Si crees que en tu casa se dan las condiciones para la convivencia de una mascota y tu pequeño, entonces tal vez podrías llevar una mascota para que sea un miembro más de la familia. Pero si tu hijo tiene más de 5 años de edad, hay otras cosas importantes que debes considerar, sigue leyendo para saber cuáles son.

Niños mayores de 6 años 

Lo primero que debemos enseñarle a nuestro hijo antes de llevar una mascota a casa, es a cuidar de ella, ya que será su responsabilidad alimentarla, bañarla, sacarla a pasear, entre otras cosas.

Si nuestro hijo es mayor de 6 años, es probable que se comporte un poco agresivo con el perro o el gato. Actitudes como tirarle de la cola al perro o intentar abrazar al gato, pueden enfurecer al animal ya que son cosas que les provoca dolor y los hace enfurecerse. Debemos enseñarle a nuestro hijo las consecuencias que tendrá su juego perverso.

Otro cuidado que debemos enseñarle a nuestro hijo, es que las mascotas se enojan y se enferman; por ejemplo, podemos educarle que si nota algo raro en su animalito, será momento de ir con el veterinario.

En definitiva, no hay una edad determinada para que un niño tenga una mascota, debemos decidir nosotros cuándo es el momento más apropiado en función de cómo es su carácter y sobre todo su sentido de responsabilidad y amor por los animales. Por otro lado, no debemos olvidar que el trato que le dé nuestro hijo a la mascota dependerá de cómo tratamos nosotros a los animales.