La tristeza es un sentimiento esencialmente humano, que no hace diferencias de género ni edad. Para ella, da igual si eres muy joven o mayor: simplemente llega y lo oscurece todo.

Ahora bien, más allá de las circunstancias, ¡tú puedes vencerla! Y estos caminos naturales te ayudarán…

#1 Crea un blog de fotos

Una buena manera de apreciar los lugares que visitamos es tomar fotos y publicarlas en nuestro blog para poder recordarlos cada vez que queramos. Primero tómate tu tiempo para redescubrir tu entorno. Conéctate con él, disfruta y trata de sentirte parte de él para poder tomar esa fotografía que te hará volver a ese instante de felicidad cada vez que la observes.

#2 Escapa hacia la naturaleza

La infinitud de vida que se despliega en el mundo natural es ideal para recargar energías. Explorar el medio de dónde vienes y alejarte por un momento de la locura de la rutina y las grandes ciudades te llenará de paz. La brisa del aire fresco acariciará tu rostro, el aroma de las diferentes flores y árboles, y el sonido del agua que corre de esa cascada, es todo lo que necesitamos para reencontrarnos con nosotros mismos y volver al punto máximo de felicidad. ¡Haz la prueba!

#3 Escribe en un diario

Rememorar los momentos de inspiración y empoderamiento de nuestro ser gracias a elementos tan sencillos como una hoja y un poco de tinta representan una experiencia muy positiva. Por otro lado, más de una investigación ya ha comprobado que el hábito de escribir en un diario es muy efectivo para descargar tensiones y vivir más centrados. ¡También es ideal para desplegar tu creatividad!

#4 Haz nuevos amigos

¿A quién no le gusta tener muchos amigos? Los amigos son esa familia que todos elegimos para que nos acompañe cada día por el resto de nuestras vidas. Poder compartir experiencias con ellos llena nuestro ser de sentimientos maravillosos, mucho amor y alegría. Y poder hacer viajes y emprender nuevos caminos juntos es simplemente una sensación fascinante. Así que no te cierres a conocer nuevas personas en tu rutina diaria…

#5 Márcate un desafío

No te limites a realizar las mismas actividades de siempre; trata de adquirir nuevos conocimientos que muevan tus fronteras y te alumbren nuevas posibilidades. Saborea un nuevo plato (sí, justo ese que jamás hubieras pensado probar) y recorre lugares nuevos (¿por qué siempre ir al trabajo por el mismo camino?).

Escapar de las garras de la tristeza no es una tarea sencilla. No obstante, no hay NADA en esta vida que, con un poco de ayuda y fuerza de voluntad, pueda vencerte. ¡Tú puedes!