MODA

Un tono de hondo magnetismo, ideal para reemplazar al negro en términos de elegancia y sofisticación, es el azul noche. Más cargado que el azul marino y muy cercano al ébano, es oscurísimo, pero con un toque apenas perceptible de luminosidad que aporta misterio a quien lo sepa lucir.

Para un vestido de fiesta en géneros como seda, raso o tafetán, incluso en encajes y tules, garantiza el equilibrio perfecto entre impacto y discreción.

Durante el día, en el look de la oficina, en tailleurs, pantalones entallados y faldas tubo aporta una imagen empresarial y femenina, con la sensualidad insinuada en su justa medida.

Por eso -y quizá también porque es bueno renovarse- el azul noche es la propuesta de los diseñadores para protagonizar el guardarropas 2014.

La mayoría de las mujeres usamos el negro no siempre porque nos gusta, sino para minimizar los riesgos de equivocarnos en la elección de colores que nos atraen pero no sabemos si nos favorecen o si serán adecuados para ciertas ocasiones.

En parte, es cierto que el negro va con todo, pero esto no significa que vaya con todas. Hay matices que dependen de nuestra piel, de la luz que emanamos, de nuestra morfología corporal y de los accesorios que elegimos.

Para las que sienten que ese es su problema, que intuyen que algo no va cuando se visten de negro, el azul noche es la solución perfecta. Tiene los mismos efectos ópticos y provoca las mismas percepciones visuales y hasta emocionales que el negro: achica, estiliza, emana jerarquía, magnetismo y elegancia.

Por eso podemos decir que este tono sí es para todas. Las únicas que tienen que prestar una atención especial son las mujeres de pieles cálidas evitando llevarlo cerca de la zona del rostro. Las que tienen cabellos muy oscuros y están muy bronceadas, se verán cansadas y desmejoradas si el azul oscuro (al igual que el negro) rodea la cara.  Para ellas, lo ideal es  recurrir a colores que pertenezcan a su paleta personal de colores para las blusas, bufandas, pashminas y todas las prendas que estén cercanas a la cabeza. E, independientemente de si el azul noche pertenece o no a su paleta de colores, elegirlo para cubrir las llamadas zonas de conflicto (caderas anchas, busto prominente o brazos robustos).

Sin dudas es un gran acierto de la temporada que favorecerá a todas aquellas mujeres que busquen elegancia y un aliado para estilizar su figura.