CURIOSIDADES

Nos encanta ver películas. Sobre todo si estamos afligidas, desganadas o sufrimos de mal de amores. Pero hay que tener cuidado con lo que comes mientras miras tu film favorito, sobre todo si es una película triste.

Un estudio reciente reveló que las personas suelen comer más mientras ven una película triste. Los investigadores dividieron la muestra en dos grupos. Al primero, le hicieron ver la comedia Sweet Home Alabama, y al segundo le hicieron ver el drama romántico de 1970, Love Story. Las personas del segundo grupo comieron un 55 por ciento más de pochoclo que las del primero.

No queda claro cuáles son las razones por las que comemos más viendo películas melancólicas. ¿Será que necesitamos equilibrar nuestras lágrimas saladas con algún bocadillo dulce? ¿O será que la comida nos ayuda a calmar la angustia de lo que está pasando en la película?

Ya lo sabes, si ves una película triste, mejor inclínate por un snack saludable, porque es probable que comas el 55 por ciento más de lo que debías.