SEXO

Piensen en alguien a quien consideren un muy buen líder… ¿Ya lo tienen? Uno creería que la clave de su éxito es su calidad humana o factores como su capacidad para innovar, resolver problemas, organizarse, etc.

Pues según un estudio realizado por Boston Medical Group el gran secreto detrás de la capacidad de liderazgo es el buen sexo.

La actividad sexual tiene un papel sumamente importante en nuestra vida personal y en nuestro estado de salud, pero cuando se trata de trabajo se convierte en algo esencial para alcanzar nuestras metas y convertirnos en líderes, tanto hombres como mujeres.

La relación entre una cosa y la otra es bastante lógica. Cuando tenemos una vida sexual activa y satisfactoria, de manera regular y constante, nuestro cuerpo libera hormonas que nos relajan dejándonos con una sensación de bienestar máximo.

En este estado dormimos mejor, por lo tanto tenemos más energía para realizar nuestras actividades diarias. Además, no podemos olvidarnos de las maravillosas endorfinas que se liberan con un buen orgasmo, endorfinas que nos libran del estrés, el enojo, las preocupaciones, los dolores y el cansancio, otorgándonos momentos de relajación extrema con la que podemos enfrentarnos de manera mucho más positiva a la vida siendo capaces de resolver mejor los conflictos que se presenten.

Todas estas cualidades son indispensables para un buen líder… La vida sexual satisfactoria aumenta la autoestima y la estabilidad emocional dando como resultado mejores relaciones interpersonales, otro básico de cualquier líder. Si te sientes bien contigo mismo, tienes la seguridad necesaria para alcanzar cualquier objetivo y para plantártele al mundo con los pies bien parados sobre la tierra.

Según este estudio, 60% de los hombres con una vida sexual activa y plena cuentan con mayor confianza de exponer sus habilidades como emprendedores, poder tomar mejores decisiones y liderar cualquier proyecto en el que estén involucrados.

Tener relaciones sexuales al menos 3 veces a la semana suele ser de gran ayuda en el ámbito laboral, incluso para mantener una mejor convivencia entre las personas con las que uno se relaciona dentro de una oficina o empresa, ya que el estado de ánimo suele ser mucho más positivo, se tiene una mente más abierta y productiva, lo que puede generar un gran crecimiento profesional y laboral” asegura Teresa Flores, Sexóloga y Directora de Comunicación de Boston Medical Group.

Una buena salud sexual también favorece un buen clima laboral. Si uno está feliz y satisfecho en casa piensa con la cabeza fría, toma mejores decisiones y no se involucra en prácticas poco sanas con sus compañeros.

El sexo debe ser una parte fundamental de la vida, ya que entre más se practique y se disfrute, más nos ayudará a alcanzar nuestras metas con mejor rendimiento, estado de ánimo y pasión, convirtiéndonos también en líderes de nuestra propia vida.