Nació el 2 de julio de 1985 en Nueva Jersey, Estados Unidos. Comenzó a rondar los escenarios a los tres años gracias a Bill Perlman, su descubridor y representante, quien le consiguió una actuación en un espectáculo de la comunidad judía local. Su mejor papel hasta el momento lo consiguió interpretando a Little Cosette en la obra de Broadway Les Misérables. Esta producción le llevó conocer innumerables teatros del mundo con tan sólo 10 años. A los doce años ya había cantado en la Casa Blanca para el presidente Bill Clinton.

En 2002 consiguió el papel de Maddie Fitzpatrick en la serie infantil Las aventuras de Zack y Cody. Pero su lanzamiento a la fama le llegaría en 2005, cuando fue seleccionada para encarnar a la malvada Sharpay Evans, en el largometraje televisivo High School Musical, que se estrenó en enero de 2006. También participó en las secuelas High School Musical 2 (2007) y High School Musical 3: Senior Year (2008), esta última realizada para cine.

Gracias al éxito de High School Musical, la carrera musical de Ashley despegó. Por eso, en 2007 lanzó su primer álbum Headstrong, que incluye grandes temas, como Be Good To Me, He Said She Said y Not Like That.

Dos años después editó su segundo disco, Guilty Pleasure, con una impronta mucho más roquera y sexy que su primer trabajo. Y en 2010 fue incluida en el elenco de la serie de porristas Hellcats.

El año pasado volvió a interpretar a Sharpay Evans, el personaje que la llevó a la fama, pero esta vez en un film televisivo centrado en su historia, titulado Sharpay’s Fabulous Adventure.

En cuanto a su vida personal, Ashley mantiene una relación con Scott Speer, el productor de sus videos musicales, desde el 2009 y se la ve muy feliz junto a su pareja.