La preparación de los actores de Hollywood para sus papeles en las películas es muy exigente. Bien lo sabe Ashton Kutcher, que protagonizará la película sobre Steve Jobs, el brillante creador de Apple, fallecido en el 2011.

El actor sufrió las consecuencias de comer sólo frutas, como parte de la dieta del gurú tecnológico, y tuvo que ir al hospital para atenderse, luego de sentir fuertes dolores abdominales.

“Primero que todo, la dieta frutal puede llevar a problemas severos”, dijo el actual protagonista de Two and a Half Men. “Fui al hospital dos días antes de empezar el rodaje de la película. Estaba doblado por el dolor. Los niveles de mi páncreas estaban totalmente fuera de control”, explicó la estrella de Hollywood, tras el anuncio de la película en el Festival de Cine de Sundance.

En 2004, Jobs anunció que sería tratado por cáncer pancreático, y murió a causa de esta enfermedad en octubre de 2011. Además de comer como el inventor del iPhone, Kutcher dijo que vio más de 100 horas de videos para saber cómo Jobs se movía y hablaba.

Josh Gad coprotagonizará la película junto a Kutcher, interpretando al cofundador de Apple, Steve Wozniak. La película, que será dirigida por Joshua Michael Stern, llegará a las pantallas en Estados Unidos el próximo 19 de abril.