BEYONCE Y JAY Z

La pareja de cantantes fue la encargada de abrir la 56 entrega de los Grammy, en el Staples Center de Los Ángeles, con un show increíble.

Beyoncé apareció en escena de espaldas, sentada en una silla, con un look súper sensual. Tuvo su momento solista, con juegos de luces y algo de baile, para que luego entrara Jay Z y se sumara a la interpretación de Drunk in love.

¿Todavía no lo viste? ¡Dale click al video a continuación!

[jwplayer mediaid=”14622″]