El terciopelo está totalmente en boga. La lujosa tela, que denota elegancia y distinción ha sido protagonista en todas las pasarelas de invierno. Se combina con jeans o cueros y viene en los clásicos colores negro, gris o beige o en tonos más fuertes como colorado, violeta o verde.

Además, es una textura super versátil, que pueden lucir todas las generaciones. Para las más jovencitas, un bolero de terciopelo negro y unas leggins doradas son la fórmula perfecta para impactar en cualquier fiesta. Las treintañeras pueden lucirse con un vestido aterciopelado rojo al cuerpo, y para las más grandes, un blazer de terciopelo marrón y una falda tubo o pantalones de corte masculino son la combinación perfecta.

Los accesorios no se quedan afuera de esta tendencia y el terciopelo invadió elementos como zapatos, boinas, sombreros y sobres. La prenda comodín es un blazer hecho de este material y en color negro, para utilizar tanto de día como de noche.

¡Te mostramos dos outfits donde el terciopelo es protagonista!

Elegant: Pantalón de terciopelo negro, camisa blanca, blazer de lana color beige y abotinados negros de gamuza.

Impact: Tapado de terciopelo y lana negro sobre vestido con godet aterciopelado rojo y zapatos en el mismo tono, también de terciopelo.