BOMBONES

El arte del chocolate no para nada fácil, pero podemos realizar elaboraciones en casa sencillas que dan resultados estupendos. Un buen ejemplo perfecto para Navidad son estos bombones de mazapán con corazón de avellana. Pueden ser un regalo estupendo para tener un detalle con alguien en estas fiestas. ¡Toma nota!

¿Qué se necesita? 1 puñado de avellanas al natural, 150 gramos de masa de mazapán o pasta de almendra, 150 gramos de chocolate negro para fundir de buena calidad, decoraciones comestibles a gusto.

¿Cómo se preparan? Si tenemos las avellanas con cáscara, lo primero será partirlas con un abridor adecuado. A continuación, tostarlas ligeramente en una sartén sin engrasar, removiendo constantemente. Cuando se enfríen, quitar la piel, que estará quebradiza. No pasa nada si no conseguimos pelarlas del todo.

Tomar pequeñas porciones de masa de mazapán, trabajarla con las manos para que se vuelva maleable y envolver cada avellana, formando pequeñas bolitas. Romper el chocolate y fundir a baño maría, con cuidado de que no entre agua y de que no se queme.

Cuando el chocolate esté fundido y tenga textura homogénea y lisa, bañar cada bombón, escurrir el chocolate sobrante y depositar sobre una bandeja cubierta con papel de horno.

Continuar hasta terminar con todas las unidades. Adornar con pequeñas decoraciones a gusto, virutas de colores, coco rallado, crocanti de avellana, etc. Un ligero toque de flor de sal aporta un contraste delicioso. Dejar secar completamente antes de guardar en un recipiente hermético a temperatura ambiente.

Podemos colocar cada bombón de mazapán con corazón de avellana en una cápsula pequeña de trufas y disponerlos en una bonita bandeja navideña, a disposición de las visitas. También son un estupendo regalo si se guardan en una caja bonita. Están deliciosos acompañando el café después de las comidas.