RECETA

Las brochetas de pollo son una muy buena alternativa para comer pollo de manera diferente y, con esta receta súper sencilla que te proponemos, tendrás el platillo perfecto para deleitar el paladar de todos tus seres queridos. ¡Toma nota!

¿Qué se necesita? Dos pechugas de pollo, seis palillos de madera para brochetas, una taza de caldo de pollo, una cucharada de almidón de maíz, dos cucharadas de miel, dos cucharadas de kétchup, dos cucharadas de salsa de soja, sal y pimienta negra molida.

¿Cómo se prepara? Corta las pechugas en cubos de unos tres a cuatro centímetros de largo e insértalos luego en los palillos de madera para formar las brochetas.

Ahora prepara la salsa agridulce calentando en una olla el caldo de pollo, la salsa de soja, la miel y el kétchup. Revuelve bien.

Diluye el almidón en un par de cucharadas de agua y añade a la preparación anterior.

Agrega sal y pimienta al gusto y revuelve, siempre con la olla en el fuego hasta que la salsa quede medianamente espesa.

Calienta una sartén grande con aceite vegetal y coloca las brochetas de pollo a cocer. Al término de los primeros diez minutos vierte la salsa sobre las brocheta y dales la vuelta para que el pollo quede impregnado con la salsa. Déjalo cocinar hasta que el pollo quede bien dorado.

Te recomendamos servir estas brochetas de pollo en salsa agridulce muy calientes acompañadas de una ensalada y un vino tinto ligero.