Desde hace varias temporadas, las uñas están ganando un lugar primordial en nuestro look. Largas, cortas, cuadradas o redondas y decoradas con colores, brillos, metalizados o dibujos, las uñas son las protagonistas para tener unas manos divinas.

Este año, la última tendencia para las uñas es el caviar o bobbly. ¡Tranquilas! No huele a pescado ni mucho menos. Le llaman caviar porque son unas pequeñas bolitas de plástico que se pegan sobre las uñas pintadas. Vienen en una gran gama de colores y también se pueden conseguir multicolores.

En Europa y Estados Unidos ya son furor. El kit incluye esmalte, esferitas de plástico a tono y pegamento. Y lo mejor es que ya se consiguen en algunos países de Latinoamérica. El resto esperamos ansiosas porque lleguen. Tú ¿te subirás a esta nueva tendencia?