La Chana Masala es un plato típico de la cocina del norte de la India y está hecho a base de garbanzos. Se trata de una comida muy especiada con un dejo de sabor cítrico, que se lo da el jengibre.

Los garbanzos se guisan junto con cebolla, tomate picado, cúrcuma, coriandro, ajo, chiles y jengibre, y se condimentan con una de las especies más conocidas de la India: el garam masala. También puede incluir vegetales, según la región.

Suele servirse con un pan frito denominado bhatura y un plato de arroz. También puede acompañarse con pollo o cordero.

En Latinoamérica, el plato se encuentra con facilidad en restaurantes especializados en comida india y, además, es una comida reproducida en restaurantes vegetarianos, pues no tiene ni un gramo de carne.