Para todos aquellos que no conocen el chipá, no saben lo que se pierden. Ese delicado pancito tibio con sabor a queso que ha le ha quitado el hambre a más de uno en cualquier ocasión. Irresistible para prácticamente cualquier persona.

El chipá es un pan pequeño hecho con almidón de mandioca, queso duro, leche, huevos, manteca y sal, típico de Paraguay, del Nordeste argentino y de parte del Suroeste brasileño.

Los bollitos son muy fáciles de hacer y hasta se consiguen preparados en el supermercado para realizarlos de manera rápida. Lo mejor, es que son una delicia para cualquier momento del día o para comer antes de la cena. Siempre son un éxito.

¡Te dejamos la receta!

Ingredientes: 500 gramos de fécula de mandioca, dos cucharadas de sal, dos huevos, 75 gramos de manteca o margarina, 250 gramos de queso semiduro, 250 gramos de queso rallado y 120 centímetros cúbicos de leche.

Preparación: Poner la harina en un bol y agregar la sal, los huevos, la manteca derretida y empezar a mezclar.

Seguir con el queso semiduro rallado grueso y queso duro rallado fino. Añadir la cantidad de jugo o leche hasta formar una masa ligeramente blanda, procurando no empastar la preparación

Dejar descansar media hora, luego formar bollitos, colocar las piezas sobre bandeja y hornear a temperatura de 200 º C, es decir horno caliente, alrededor de 15 minutos.

Estarán listas para retirar del horno cuando comiencen a dorarse.