cinco-cosas-que-debes-saber-antes-de-casarte

Ya sea que recién empieces a hablar de matrimonio con tu pareja o ya tengas tu vestido de novia colgado en tu casa, lista para ir al altar, hay ciertas cosas que debes saber y discutir con tu futuro esposo antes de dar el sí. Son cosas que van a tener una gran influencia en el futuro de la relación y que van a definir el éxito o fracaso del matrimonio.

Aunque seas de esas románticas empedernidas que cree que el amor todo lo soluciona, hay varias decisiones y acciones que van mucho más allá del amor y el enamoramiento  que debes analizar antes de convertirte en esposa. Estas son cinco de las cosas que debes saber de tu pareja antes de casarte:

1- Si quiere tener hijos: Si tu esposo ya tiene hijos de un matrimonio anterior y es de aquellos que no quieren tener hijos, es muy probable que nunca cambie de opinión. No te cases pensando que con el tiempo cambiará de idea y querrá ser papá. Lo mismo contigo: si ya tienes hijos de otra pareja y no quieres tener más, o quieres tener muchos más, es algo que debes hablar con tu futuro esposo.

2- Su situación financiera: Antes de casarte tienes que saber si tu esposo tiene deudas, ya sea que sacó un crédito estudiantil hace años y aún lo está pagando, si tiene deudas en sus tarjetas de crédito, si su crédito es bueno o al menos no malo y si tiene ahorros. Aun si tú eres superorganizada con tu dinero y tienes tu cuenta bien alimentada, si alguno de los dos en la pareja tiene problemas financieros, eso afectará el futuro de ambos. Ya sea que quieran comprar una casa, rentar un departamento, comprar un auto o hasta sacar un crédito para reparar algo, el pasado financiero de tu esposo siempre tendrá un impacto en el matrimonio y es mejor que conozcas la situación antes de casarte para que puedas organizarte en base a la situación real.

3- Si le gusta viajar: Si tienes espíritu de viajera y te encanta poner tu dinero en viajes y conocer nuevos lugares, asegúrate de que tu pareja tenga las mismas intenciones; es decir, que esté dispuesta a viajar contigo y a explorar el mundo juntos. Viajar es algo tan importante para algunas personas que el hecho de no poder hacerlo en pareja puede tener un gran impacto en la relación. Aunque al principio no pareciera ser algo tan importante, si tu pareja prefiere mirar tele todo el fin de semana en vez de irse en un viaje corto contigo a la playa, o prefiere invertir el dinero en otras cosas en vez de tomarse vacaciones o ir de aventuras contigo, verás cómo con el tiempo se convierte en algo que puede arruinar un matrimonio.

4- Su relación con la familia: También es muy importante que sepas cómo es su relación con su familia. Si es de visitar a sus padres cada semana o si apenas se habla con ellos. Si viaja a visitarlos en forma frecuente, si tiene reclamos hacia ellos, si su infancia fue buena, etc. Lo que tu pareja haya vivido con su familia será algo que traerá a la relación todos los días, inclusive a la crianza de los hijos. También te dará una pauta de lo que quiere y espera de una familia.

5- Su “ambición” personal: ¿Tu pareja está obsesionada con el trabajo o más bien detesta lo que hace? ¿Cuáles son sus planes para su carrera? Si tu esposo se la pasará trabajando y viajando, ¿estás lista para pasar semanas a solas? O si tu esposo aún está en la Universidad, ¿estás preparada para acompañarlo en su camino a convertirse en un profesional? Si tu esposo quiere estudiar una maestría y tú también, los dos deben pensar cómo financiarán sus carreras, si esperarán a terminar para tener un hijo, etc. La carrera o profesión de tu pareja también tendrá mucho que ver en el éxito o fracaso de tu relación. De manera que es mejor saber los planes mucho antes de dar el sí.