comidaAlemana
No sólo salchichas apetitosas forman parte de la cocina alemana. Conoce otras especialidades de sus sabrosas tradiciones culinarias.

En Berlín: Codillo de jabalí. Anguilas en salsa de hierbas, pies de cerdo cocidas y puré de guisantes. ¿Te animas con ellos? Sin duda, serán una experiencia diferente. ¡Quizás te encanten y pidas repetir!

Descubre el Arenque. Tradicionalmente preparado por la mañana, para combatir malestares producto de la noche anterior, también constituye la base de sabrosos platos de la cocina alemana. Una de las recetas más sorprendentes es aquella en la que se sirve el arenque con papas y guisantes, entre cubitos de hielo y mantequilla. Otras opciones proponen combinarlo con una salsa acida de manzana, cebolla y crema de pepinos.

Si te gusta comer carne, te recomendamos el Gebratene Fleisch. Delicioso y exótico platillo conformado por carne de cualquier animal, cuyo cuero se fríe en aceite. ¡Imperdible para los más carnívoros!

De postre, La Obsttorte. La torta preferida de los alemanes lleva frutas frescas (su nombre, de hecho, significa torta fresca) de sabor muy apetitoso. Frutillas, duraznos, moras y cerezas forman parte de este delicioso postre. ¡Es muy esponjosa!