SOMBRAS

Todas sabemos que las sombras para ojos son para maquillarse. Pero, ¿qué pensarías si te cuento que además puedes darles otro uso? ¿Te interesó, verdad? Para saber un poco más, no te pierdas este artículo.

Sombra rosa

La sombra rosa, además de darle un aire romántico a tu mirada, puedes utilizarla como rubor para tus mejillas. Procura siempre que sea color mate y no con brillo. También puedes emplearla para darle un toque de color original a tus labios, aunque en este caso lo mejor es que sea en crema y no en polvo.

Sombra negra

Este color puede remplazar perfectamente tu delineador. Simplemente deberás introducir un pincel fino en agua fría e inmediatamente cubrirlo con la sombra negra para trazar una línea fina sobre tu párpado superior. En el caso de que no tengas sombra negra, el color marrón e inclusive el bronce también te servirán de maravillas.

Sombra marrón

Si quieres delinear tus cejas pero no tienes un lápiz especial para ello, la sombra marrón puede funcionar perfectamente. Rellénalas usando un cepillo de ángulo rígido sobre ellas. Ten en cuenta que si tienes el pelo de otro color, deberás buscar la sombra que mejor se adecue para evitar que el resultado final sea muy notorio.

Sombra naranja o nude

Este color es ideal para disimular las ojeras. ¿Cómo puede ser? Pues bien, la respuesta es sencilla. Se trata simplemente de la ley de los colores opuestos. Si te maquillas los párpados superiores de azul y los inferiores de nude o naranja, el resultado será que tus ojeras desaparecerán. Recuerda luego aplicar la base de maquillaje para evitar que el tono se note demasiado.

Sombras amarilla, naranja o roja

Si no tienes deseo de gastar mucho dinero en un polvo bronceador, utiliza sombra de ojos de estos colores. Recuerda colocarla en forma suave con un cepillo grande y no en mucha cantidad. Recuerda luego quitar el exceso para lograr un tono parejo. En el caso de que tu sombra sea en crema, mézclala con un poco de crema hidratante para evitar que tu rostro se vea muy brilloso.

Sombra color nude

En el caso de que tengas un evento importante y quieras tapar ese tatuaje que tienes en el brazo, pues no es adecuado para la ocasión, utiliza tu sombra nude para hacerlo. Si no es el color adecuado busca uno de tono similar al de tu piel. Comienza colocando un poco de laca para el cabello en el lugar donde se encuentra tu tatuaje. Una vez seco, pon la sombra en la zona y finalmente rocía otra capa de laca para evitar que la sombra de ojos se despegue de tu piel.

Cuéntanos ¿Conocías estos otros usos de las sombras de ojos? ¿Sabes otros? No dejes de hacer el comentario.