Prepara el plato perfecto para disfrutar de una inolvidable comida familiar.

¿Cuántos son? Es importante tener en cuenta el número de invitados antes de determinar qué cocinaras. Si los invitados son menos de 5, puedes elegir un plato para cada uno según sus preferencias o para sorprenderlos. Otra opción es hacer sushi, que suele degustarse entre pocos comensales. En cambio, si son muchos, lo más conveniente es que prepares un plato general, como pastas con una salsa deliciosa de champiñón o carnes asadas con papas a la española.

¿Hay niños? Esta variable es clave, porque muchos niños no suelen comer lo mismo que los adultos. Si hay invitados infantes, asegúrate de tener en la heladera una opción acorde. Pueden ser hamburguesas, papas para hacer puré o algún tipo de finger food.

Disfruta tú también. No pases todo el encuentro trayendo y llevando, chequeando la comida o el postre. Asegúrate de disfrutar tú también, ¡los invitados vienen a verte a ti! Prepara todo con mucha anticipación de modo que con un golpe de horno o de microondas puedas tener todo listo a cada momento.