AHORRO

Una de las razones más comunes por las que las personas deciden no viajar es el dinero. Si compartes esta preocupación pero tienes muchas ganas de armar maletas y salir a explorar el mundo, entonces te dejamos algunos consejos súper prácticos para que ese viaje deje de ser un sueño y se cumpla en una realidad. Aquí te decimos cómo ahorrar para irte de vacaciones.

El viaje que quieres

Es mucho más fácil lograr algo cuando tienes metas específicas. Así que te recomiendo que establezcas qué clase de viaje quieres hacer, a dónde, cuántos días. Decide el destino, la temporada, si va a ser por coche o avión, un todo incluido o si vas a pagar por comidas y bebidas durante el viaje.

Esto tiene que ver contigo 100% y con el tipo de cosas que estás dispuesta a sacrificar y cuáles no pueden faltar en esta aventura. Una vez que decidas todo, investiga precios en diferentes lugares y realiza un presupuesto del dinero que necesitas. Así tendrás una meta y sabrás cuál es la cantidad que necesitas ahorrar y en qué tiempo.

Servicios extra

¿Eres de las chicas que ven sus programas de tv en la computadora? Entonces deberías considerar pagar una suscripción a un servicio de películas y series en línea y cancelar tu suscripción de cable, claro, si no lo ocupas. Podrías ahorras hasta 300-400 pesos con esta acción.

Comidas fuera de casa

Si acostumbras comer fuera de casa varias veces a la semana, entonces intenta reducir este gasto lo más que puedas. Sobre todo si esto incluye a más personas, como tus hijos o familiares. Salgan cada 15 días en vez de dos o tres veces por semana, así reducirán ese gasto considerablemente y podrán ahorrar una gran cantidad en poco tiempo.

Compras extra

Es importante que te mentalices a no gastar dinero en cosas que no son esenciales. Te recomendamos que cuando tengas ese impulso, revises el precio de lo que quieres comprar y ahorres esa suma exacta. Este ejercicio te permitirá apreciar la cantidad de dinero que gastas en esos extras.

Vende, vende, vende

Arma una venta de ropa, zapatos y accesorios que ya no usas y que están en buen estado. Sácale provecho a las cosas que tienes y ahorra todo lo que ganes con ellas.

Talentos a trabajar

¿Tienes algún talento que le puedas ofrecer a tus amigos o familiares? Aprovecha esta situación y pon manos a la obra. Ofrece tus servicios a quien necesite un par de manos extra y guarda todo el dinero que ganes para pagar esas vacaciones con las que tanto has soñado.