Tu marido necesita que valides sus acciones y decisiones, que le apoyes, le escuches y le entiendas. Que estés ahí para que pueda superar, contigo, cualquiera que sea su crisis. Exactamente igual que tú lo necesitas. De eso se trata la pareja después de todo, ¿cierto?

Sin embargo, hombres y mujeres no somos iguales y si tienes un intento torpe y maternal de apoyarlo puede ser peor el remedio que la enfermedad. No hay nada más frágil que el ego de un hombre en crisis.

Por eso, te dejo algunos consejos para que puedas apoyarlo y sostenerlo sin que se sienta denigrado.

  1. Busca siempre oportunidades para decirle que crees en él

Cuando un hombre atraviesa una crisis puede llegar a dudar de él mismo, de su capacidad para superar el desafío que esté enfrentando. Incluso puede verse afectada su imagen de él mismo, su masculinidad o su valía como hombre. Ellos son machos alfa, recuerda… Por eso debes intentar que sienta que le ayudas a llevar el peso, que estás ahí para él… NO QUE SE LO QUITAS DE LOS HOMBROS Y TOMAS EL CONTROL.

Tiene que saber que siempre lo acompañarás pero que tienes fe en que puede hacerlo solo si es necesario. Tiene que sentirse valorado. Tiene que sentir que sabes que él tiene la capacidad suficiente como para hacer frente a su desafío. Entonces sí será capaz de compartir sus inquietudes contigo sin temer a la imagen del hombre débil que nunca querría presentarte.

  1. Alábalo en público

Si lo haces se sentirá el rey de reyes. Le va a encantar sentir tu admiración en público. Se sentirá importante a tus ojos y a los de los demás. Aprovecha cualquier oportunidad cuando estás con amigos y familiares para resaltar algo que haya hecho bien o que esté haciendo. Incluso su fortaleza y temple para hacer frente a las situaciones más adversas. Hazle saber, a través de lo que dices, cuánto lo admiras, qué fuerte es y qué varonil te parece. Para él, lo que tú piensas es más importante de lo que crees y si lo compartes en público, lo será aún más. Una caricia a su ego es algo muy valorable.

  1. Dale su espacio, muéstrale confianza

Si tu esposo está luchando contra un problema o desafío, quizás necesite un tiempo extra para resolverlo y te preste un poco menos de atención. Dale ese margen para que pueda solucionar su conflicto. Debes estar ahí para él pero respetar sus tiempos mientras soluciona la crisis en la que está inmerso. Eso no quiere decir que tú te distancies, sino que le dejes su espacio para poder resolverlo a solas si es lo que necesita. Una vez más, eso le indicará que le respetas y crees en su capacidad.

  1. Sé muy respetuosa con él

Hay un dicho popular que dice que la mujer necesita el amor en una relación y el hombre necesita respeto. Bueno, el respeto de su esposa es, para ellos, fundamental. No estoy hablando de que te dejes gritar o maltratar, ojo, sino de que seas muy respetuosa con sus decisiones, no las menoscabes ni las hagas de menos.

  1. Sexo, sí… sexo

Ya hemos dicho que, frente a una crisis, un hombre puede sentir que su virilidad está en juego, así que la sexualidad es fundamental. Hazlo sentirse deseado, amado y admirado. El contacto físico no es sólo placer carnal, dice muchas cosas que no se pueden comunicar con palabras. Busca todas las oportunidades que puedas de hacerlo sentir poderoso sexualmente, recuérdale cuánto lo amas y cuánto te gusta tenerlo cerca. Eso lo hará sentir MUY BIEN.

Eres su esposa, su compañera, la persona que comparte con él todos los días, los problemas y las alegrías. Antes de los niños estaba él, después, cuando los hijos crezcan, estará el. Necesita de ti en todos los aspectos de la vida, igual que tú esperas de él apoyo y contención, él lo espera de ti. No es tan difícil, sólo mira más de cerca lo que te pide a gritos… pero en silencio. Aprende a leer a tu esposo. Es una forma más de amarlo.