¿Te has levantado alguna vez “en el lado equivocado de la cama”? Sin importar lo que hagas parece que todo te sale mal y quien paga los platos rotos es tu autoestima. Te miras en el espejo y sientes que te ves como si un camión te hubiese pasado por encima. Llegas al trabajo y tu jefe te recibe con un fuerte llamado de atención por un error que cometiste ayer y pasas horas deseando que suene el teléfono y sea tu pareja para decirte que te ama, la llamada nunca llega.

Curar los problemas profundos de autoestima y amor propio toma tiempo y, generalmente, ayuda profesional; pero si lo que quieres es salir de la incomodidad de un día grisáceo, compartimos contigo seis fórmulas “instantáneas” que te ayudarán a sentirte mejor:

-Llama a un amigo o familiar y diles lo mucho que los amas y aprecias. Te sorprenderá lo bien que se siente enfocar tu energía en querer y apreciar a los demás.

-Sonríe. Aunque lo hagas de manera “falsa” (inicialmente) sonreír cambiará de forma automática la manera como percibes tu entorno y a tu propio ser.

-Ponte algo lindo. En vez de salir con tu vieja sudadera, ponte algo que te haga pensar que te sientes de maravilla.

-Huele algo dulce. El olor del chocolate, la vainilla y las manzanas rojas son unos de los ejemplos de las maravillas que puede hacer por tu ánimo el sentido del olfato.

-Deshazte de la basura y con ella de los malos recuerdos. Abre paso a la llegada de nuevos objetos, y recuerdos a tu vida.

-Consiéntete, una manicura o una copa de tu vino favorito te recordarán la maravillosa persona que eres. No necesitas más motivo que tú.