Y si… Pasan tanto tiempo juntos, se llevan tan bien, que es lógico que te guste. ¿Crees que estás enamorada de tu mejor amigo? ¿Sientes que se lo debes decir? Entonces, es momento de enfrentar tus miedos y decirle la verdad, pero ¿cómo? Sigue estos consejos y todo saldrá bien…

Primero, ¿estás segura?

Ya sabes cómo son las relaciones entre amigos: se cuentan todo, se tienen plena confianza, están el uno para el otro SIEMPRE. Y de tanto estar juntos, te terminaste enamorando. No está mal, pero ¿te pusiste a pensar qué pasará luego de que se lo digas?

Antes de decidirte a contarle tus sentimientos, es necesario que estés completamente segura de lo que te pasa. Debes saber si es un amor verdadero o algo pasajero, porque una vez que lo digas, todo va a cambiar.

En el caso de que él sienta lo mismo que tú, los resultados van a ser fantásticos, aunque de cierto modo van a perder algo de lo que tenían, mientras que si él no te quiere como novia, la relación se arruinará. Ya no será lo mismo y tal vez terminen alejándose.

Ahora sí, ¿estás segura para dar el gran salto? ¡Entonces adelante!

Dile a tu mejor amigo que te gusta, ASÍ

¡Me pongo en tu lugar y ya estoy nerviosa! Lo mejor que puedes hacer es decírselo personalmente. Tal vez te tiente la idea de decirlo por carta. No es una opción tan mala, pero siempre es mejor cara a cara, aunque te dé más miedo.

Hazlo en un momento en el que estén tranquilos, solos y en un lugar apto, no en el medio de un bar lleno de gente.

Comienza por decirle que desde hace un tiempo te sientes diferente con respecto a él, que todo el tiempo anhelas verlo y que solo te sientes bien cuando estás a su lado. Dile que sabes que es tu mejor amigo, que a su lado te sientes tú misma, segura y cuidada. Que el tiempo que pasan juntos es el que realmente vale la pena en tu vida, y por eso te preguntabas si a él le pasa lo mismo. Dile que sientes que te gusta de otra manera, que dudaste en decírselo porque no quieres afectar esa gran amistad que tienen, pero que ya no puedes esconderlo más.

Una vez que ya soltaste todo, pregúntale si él siente lo mismo por ti. ¡Espero que sí!

Enamorarte de tu mejor amigo no es la situación ideal, pero muchas buenas relaciones de pareja han comenzado así. ¡Tal vez la tuya también!