En todos los hogares, los niños cooperan en las tareas de una u otra forma desde que tienen edad para hacerlo. Esto no solo hace que contribuyan con la cantidad de quehaceres que deben hacerse cada día, sino que además es un modo de que poco a poco asuman responsabilidades que luego trasladarán a su mundo de adultos cuando sean mayores.

Involucrar a los niños en las tareas domésticas, hace que estos también sientan que son útiles y que colaboran poniendo de su parte dentro de la familia. Aunque haya momentos en que se quejen o no deseen hacerlo, el hecho de que se los considere para que formen parte de éstas es una manera de elevar su autoestima.

Para que esto realmente suceda y no consigamos el efecto contrario, es necesario que las tareas que les encarguemos estén a su alcance; es decir, que les sea posible realizarlas o de lo contrario les provocará frustración.

En función de la edad de tus hijos es que debes asignarles ciertas tareas; por lo general, siempre se empieza con sus pertenencias. Por ejemplo, que ordenen sus juguetes, mantengan su dormitorio en orden, dejen ordenada la ropa cuando se la quiten y otras similares.

A medida que avanzan, también es necesario implicarlos en tareas que de algún modo estén relacionadas con toda la familia, como por ejemplo el poner la mesa para comer todos juntos o ayudar a recogerla al terminar de comer.

También puedes dejar que decidan en qué desean colaborar y en la medida que sean más grandes, permitir que hagan otro tipo de cosas.

Tareas de acuerdo a la edad

Para niños de 2-3 años de edad

  • Ordenar los juguetes y libros
  • Ordenar la ropa que se quitan
  • Colocar los manteles individuales en la mesa para comer

Para niños de 4-5 años de edad

  • Preparar la mesa para comer.
  • Contribuir en la elaboración de las comidas junto a un adulto.
  • Recoger la ropa tendida y seca, y agruparla según corresponda a cada miembro de la familia.
  • Ayudar a hacer las compras y/o a guardarlas.
  • Colgar la ropa mojada para que se seque.

Para niños de 6-8 años de edad

  • Regar las plantas
  • Alimentar y poner agua a las mascotas
  • Limpiar el lavabo del baño
  • Limpiar sillas de cocina
  • Trapear los pisos
  • Guardar la vajilla y los cubiertos
  • Sacar la basura
  • Quitar el polvo de los muebles

Las primeras tareas que encargues a tus hijos es mejor llevarlas a cabo juntos para que aprendan a hacerlas, una vez que ya sepan cómo se realizan puedes variarlas cada cierto tiempo para mantenerlos motivados y que no se aburran de hacer siempre lo mismo.