Los adolescentes prueban las drogas para experimentar nuevas sensaciones, pero ponen en riesgo su salud, su seguridad y la de los demás. Es necesario que ayudes a tus hijos a entender las consecuencias del uso de las drogas y la importancia de tomar decisiones acertadas.

Para ayudar debes entender

Para educar a tus hijos a mantenerse alejados del mundo de las drogas, primero debes entender qué es lo que cada año lleva a cientos de jóvenes a empezar consumir. Muchos lo hacen por inseguridad, miedo o aceptación social. Si ven que sus círculos sociales consumen pero ellos no tienen la fortaleza emocional como para mantenerse firmes acorde a sus creencias o pensamientos, pueden caer. 

Los adolescentes tienen una fuerte convicción de que nada ni nadie puede hacerles daño (es típico de la edad) y pueden no tener en cuenta las terribles consecuencias de sus acciones, como podría ser el consumo de drogas. Pensamientos como “un poco no me va a hacer mal”, “soy joven y mi cuerpo lo va a resistir”, “solo probar no va a causar adicción”, son frecuentes en los jóvenes que se inician en el mundo de las drogas.

Pide sus opiniones

Lo mejor que puedes hacer para mantener a tus hijos alejados del mundo de las drogas, es hablar con ellos. 

Evita ser tú la que habla todo el tiempo porque al fin y al cabo tus hijos se aburrirán del sermón y no te escucharán. Es mejor que les preguntes directamente qué opinión tienen de las drogas o qué les atrae de ellas

Presta atención a las respuestas, pero sobre todo fíjate en la comunicación no verbal, muchas veces los gestos transmiten más que las palabras. Anima a tus hijos a hablar sobre el tema y hazles saber que tú estarás para responder cualquier pregunta. 

Diles porqué no deberían consumir 

No quieras transmitirles miedo porque pensarán que estás exagerando o mintiendo. Puedes decirles que el consumo de drogas puede afectar su vida en las cosas importantes que les gustan como el deporte, conducir un coche, la salud y la relación con los demás.

Explícales que las drogas pueden generar un problema de dependencia hacia las sustancias y en consecuencia destruir su vida, literalmente.

Utiliza programas de televisión o documentales

Hoy con Internet tenemos toda la información a mano, es buena idea que veas con tus hijos documentales o programas de televisión donde se hable de las consecuencias del consumo de drogas. Coméntales lo que sale por la pantalla. Así podrán comprobar por sí mismos los efectos negativos que tiene en las personas el consumo y abuso de las drogas sin necesidad de experimentarlos.

No tengas reparo a hablar sobre drogas con tus hijos, al igual que hablar de sexo. Debes hacerlo para evitar que por ignorancia las temidas consecuencias aparezcan en sus vidas.