female face with wrinkles on her forehead

No olvidemos que nuestro rostro está compuesto de músculos al igual que el resto de nuestro cuerpo. Teniendo esto en cuenta, es importante que incluyas una rutina de ejercicios dirigidos a esa parte del cuerpo.

Cuando ejercitamos los músculos de la cara buscamos combatir la flacidez y hacer que la piel esté más firme y fuerte. Es importante saber que, contrario a lo que se dice de que con estos ejercicios podemos acentuar o aumentar las arrugas, en realidad si los realizas correctamente y proteges la piel con cremas humectantes, los resultados serán los deseados.

B2

Antes de comenzar tu rutina debes seguir las siguientes recomendaciones:

  • Aplica una crema humectante en el rostro, esto nos ayuda a evitar que se marquen arrugas al hacer los ejercicios.
  • Comienza con 10 repeticiones por lo menos, puedes ir aumentando gradualmente.
  • Entre los ejercicios más conocidos y eficaces está el pronunciar exageradamente las vocales. Esto es, con la boca abierta pronuncia las vocales. Puedes hacerlo 10 veces cada una. Asegúrate de que sea con fuerza, y no tienes que emitir el sonido, solamente la expresión. Al hacerlo, debes sentir cómo se tensan los músculos de la cara.
  • Sonríe. Gesticula enormes sonrisas amplias durante tres minutos cada día, notarás cómo se van tonificando los músculos faciales.
  • Para fortalecer los párpados superiores: Coloca el dedo índice encima de cada ceja y presiona hacia abajo; mientras presionas, trata de levantar las cejas hacia arriba. Repite el ejercicio por lo menos 10 veces, puedes hacerlo varias veces al día.
  • Para fortalecer la línea de expresión que rodea la boca: Para esto debemos ejercitar los músculos de los pómulos ejerciendo presión con los dedos índices, corazón y anular en la zona de las ojeras. Intenta subir los músculos de los pómulos mientras ejerces resistencia con los dedos. Haz 5 repeticiones de tres segundos cada una.
  • Para ejercitar la papada: Rodea con ambas manos la parte inferior del cuello, colócalas como si fuera una gargantilla, justo donde comienza el escote. Con la espalda estirada y la zona de la papada extendida, tocamos con la punta de la lengua la zona más alta del paladar, con esto tensamos los músculos de la papada.
  • Para ejercitar el área de las “patas de gallo”: Para esto debemos fortalecer y levantar los músculos de las cejas. Aguanta con los dedos índice y corazón las cejas y haz presión con las mismas hacia abajo; debes poner resistencia con los dedos.

B1

Después de los ejercicios, te recomendamos que te des un masaje facial. Puedes hacerlo dándote  golpecitos suaves con los dedos anular, corazón e índice sobre la zona de la frente, las mejillas, el contorno de ojos, la barbilla y la parte inferior de la nariz. Con esto ayudas a estimular la corriente sanguínea y por consiguiente ayudas a la tonificación de los músculos faciales.