Están esas chicas que bailan en la barra, invitan a los hombres con tragos e intercambian textos sensuales. Y estás tú: una persona tímida, a la que se le dispara el corazón cada vez que se le acerca el hombre que le gusta o que escribe y borra cada texto porque tiene vergüenza de decir algo “equivocado” y que se siente incómoda aun en el rincón de la fiesta.

Ser tímida en esta época de sobreexposición, de selfies sensuales y sexting a toda hora no es fácil, pero sí es posible tener una relación aun siendo superintrovertida.

Para empezar, ser tímida no es un sinónimo de aburrida o de tensa. Las personas tímidas tienden a pensar mucho antes de actuar, y cuanto más piensan menos actúan, pero a su vez suelen ser personas interesantes por conocer y muy afectuosas en una relación, aunque no lo “posteen” a cada minuto en Facebook.

Si eres tímida y estás en la época de tener citas, cada una puede crear un estado de ansiedad para nada bueno. Una forma de evitar esto es simplemente siendo honesta con tu cita y diciéndole que eres tímida y que necesitas ir de a poco.

Emborracharte para no verte tímida nunca es buena idea. La timidez no se va con un exceso de copas. Al contrario, al día siguiente te levantarás con un dolor de cabeza y aún más vergüenza.

Si eres tímida y estás en pareja, quizá ciertas cosas que son naturales para muchas chicas sean para ti toda una tarea. Desnudarte frente a tu novio, probar cosas nuevas, ir a la playa con él o simplemente amanecer en su casa, puede significar mucho para ti. Pero a no desanimar, las chicas tímidas suelen ser fantásticas amantes cuando finalmente se sienten cómodas con su pareja. Lo importante aquí es encontrar a la persona que se tome el tiempo de conocerte y vaya descubriendo poco a poco todo lo que tienes para ofrecer, y no solo en la cama.

Quizá tener una pareja que es absolutamente opuesta a ti (es decir, alguien extrovertido y que adore ser centro de atención) no es una buena idea, ya que puede llevarte a ser aún más introvertida y a sentirte más incómoda. A una chica tímida, lo mejor que puede pasarle es encontrar a alguien que sea capaz de ponerse en sus zapatos, que entienda o al menos trate en todo lo posible de entender cómo ella ve el mundo y de crear un balance para que los dos disfruten y se sientan cómodos.

Otra cosa que también es importante es no compararse: las extrovertidas pueden lograr seducir a un hombre más rápido que una chica tímida, pero para que una pareja dure tiene que haber mucho más que una actitud de conquista. Muchas mujeres tímidas logran crear relaciones sólidas, que van mucho más allá de la primera impresión.

¿Te consideras una chica tímida o atrevida?