como-hacer-realidad-tus-fantasias-sexuales

La mayoría de las mujeres tiene fantasías sexuales. Las más comunes: tener relaciones en público o tener sexo alocado con un extraño. Otras sueñan con disfrazarse de secretarias sexy o con probar un poco de sadomasoquismo.

Ya sea que te hagas la cabeza pensando en pasajes ese libro erótico o te distraigas en la oficina pensando en cómo te encantaría tener sexo en el escritorio con tu compañero de trabajo, hay formas de hacer realidad tus fantasías sexuales sin miedo a que te rechacen o te juzguen:

1- ¿Qué quieres realmente?: El primer paso es saber exactamente cuál es tu fantasía y si tienes más de una (que es muy probable), cuál es la primera que quieres hacer realidad. Deja que tu imaginación te ayude a armar pieza por pieza, cómo harás para que esa fantasía finalmente se torne en una experiencia memorable.

2- Encuentra al amante ideal: Hay mujeres que llevan años en una relación pero no se sienten cómodas para revelar sus fantasías sexuales a su pareja; en parte, por miedo a que el otro las juzgue, las rechace o se sienta ofendido. Pero no hay nada de malo en el hecho de compartir las fantasías sexuales con la persona que nos ama. Esto puede hacer que la relación reviva y que la pasión se renueve. Es muy probable que el hombre se sienta inmensamente atraído y dispuesto a cumplir con la fantasía de su pareja.

En el caso de las mujeres solteras, lo ideal es buscar un “candidato” que sea partícipe de esta aventura sexual sin que nadie se ponga en situaciones de riesgo.

3-Prepárate para la acción: Si estás dispuesta a hacer realidad tu fantasía, prepárate. Depílate, ten tu ropa interior lista, tu perfume favorito a mano, tus aceites, tus lubricantes, juguetes sexuales, esposas, o lo que tu fantasía requiera. Así, cuando llegue el momento lo único que te tocará hacer será entregarte y gozar.

4- Mantenlo en privado: Deja que esta experiencia sea algo que tú y tu compañero disfruten y vivan a pleno sin necesidad de que nadie más sepa. Ese secreto sexual los conectará mejor. Los secretos de los amantes son una forma de conectar más intensamente. No es necesario ni prudente que todo el mundo sepa tus fantasías sexuales. Solo aquel hombre que te las hará realidad necesita saberlo.

5-Hazlo de nuevo: Una cosa es lo que tú imaginas y otra es la realidad. Quizá por los nervios o avatares de la vida, tu fantasía no se hace realidad de la forma maravillosa en la que pensabas. No te frustres. Prueba de nuevo. Una y otra vez. Recuerda que dicen que la práctica hace al maestro. No te quedes con las ganas de más…