BELLEZA

Si no sabes preparar tu cabello para pasar la plancha puede que obtengas resultados no deseados, como que se te quede muy seco, estropeado e incluso que se te rompa. Las planchas para el cabello se han convertido en las mejores aliadas para moldear el pelo, tanto es así que incluso hay planchas pequeñas para poder llevar en el bolso y utilizarlas en cualquier lugar y en cualquier momento.

Pero para conseguir resultados perfectos y no estropear tu cabello por un uso excesivo debes preparar tu pelo. ¿Cómo hacerlo? ¡Aquí te contamos!

Lavar el cabello

Para conseguir un resultado magnífico es importante que laves tu pelo con un champú para fortalecerlo y después aplícate el acondicionador y por último una mascarilla que proteja el pelo, como por ejemplo una mascarilla para pelo dañado.

En el momento que te apliques la mascarilla tienes que dejarla un mínimo de tres minutos para que haga un buen efecto y le nutra. Después no olvides enjuagarlo con abundante agua.

Secar el cabello

Una vez que tengas el pelo lavado, te aconsejamos que no lo seques con el secador inmediatamente. Primero cúbrelo con una toalla para que absorba al máximo la humedad. Es mejor que lo seques un poco con la toalla y lo dejes secar naturalmente.

Al secar el pelo naturalmente evitarás aplicar calor de más sobre tu cabello. Si tu melena es larga o media, es mejor que lo seques con el secador después de envolverlo con la toalla. Piensa que las planchas es mejor utilizarlas cuando el pelo está seco del todo.

Quitar los enredos

Es muy importante que antes de utilizar la plancha, peines tu pelo y lo desenredes al máximo, porque si te pasas la plancha y tienes nudos, el peinado puede que te quede mal e incluso te perjudicarías el pelo innecesariamente.

Aunque en la caja de tu plancha te prometa que dañará poco tu cabello, debes saber que si la utilizas a menudo deberás cuidar aún más tu pelo y sobre todo, protegerlo del daño que le causará el calor. Ahora con estos consejos puedes minimizar los daños de la planchita en tu cabello.