En la actualidad, la vida es mucho más compleja, y más de una mujer siente que para salir airosa del desafío de ser madre debe convertirse en algo así como en una supermamá, ¿te sientes así?

Por esta razón, en este artículo te dejamos algunas sugerencias para cumplir con todas las exigencias de este estado tan especial de una mujer sin desfallecer en el intento.

¿Cuáles son los retos de ser mamá en el siglo 21?

Los días en los que con un sueldo solamente alcanzaba para mantener a la familia han quedado en el pasado. Además de trabajar porque deseas realizarte profesionalmente, seguramente tú has tenido que permanecer en el mercado laboral (aun siendo mamá de varios niños) porque tu sueldo ha llegado a ser un componente necesario de la economía familiar, ¿verdad?

Sin embargo, cuando llegas del trabajo hay un sinnúmero de cosas esperando por ti: ver la tarea de los chicos, organizar la comida para la cena y para el día siguiente, organizar la ropa… Y esto me lleva al segundo reto.

Y se trata del reto del equilibrio, porque atender a los hijos, a las demandas de la vida laboral, a la pareja y a ti misma no es una tarea para nada sencilla.

Ayudas prácticas

  1. Simplifica tu vida 

No se trata de comprar más electrodomésticos para que hagan tus tareas. Se trata de reducir las complicaciones AL MÁXIMO. Ejemplo: Compra cortinas hechas en telas lavables y que no se planchen, ¡las amarás!

  1. Da prioridad a lo más importante

Obviamente, las personas son lo más importante. La limpieza puede organizarse y esperar, los deportes pueden esperar, las amigas… deberían poder esperar. Pero tu familia no espera: el tiempo pasa y te necesitan.

  1. Pide ayuda

A los miembros de la familia, a tus familiares, a tus amigas (especialmente las solteras o que no tienen niños), etc. Explícales que no es por razones egoístas sino para pasar más tiempo con los chicos.

  1. Sé razonable con tus metas

Lo mejor es fijarse expectativas razonables, logros posibles, para no frustrarse. Una vez que te organices podrás pasar a la etapa siguiente y aumentar el nivel de exigencia de tus desafíos. ¡No olvides que en la maternidad lo importante es disfrutar del camino recorrido viviendo de lleno con tus chicos antes de que crezcan!

¿Se te ocurren más sugerencias para hacer frente al desafío de ser mamá? ¡Espero tus comentarios debajo!