BELLEZA

El verano está cada vez más cerca y, ¿esto qué significa? Que el frizz ya anda por la vuelta. Entonces, si no deseas parecer Hermione en sus primeros tiempos, tienes que estar preparada. Es hora de que conozcas los mejores trucos para vivir sin frizz.

Las causas

Antes de ahondar en los trucos para terminar con el frizz, es importante que conozcas las verdaderas causas de este mal estético. Para empezar, el frizz puede deberse a tu tipo natural de pelo. Así, en general, las mujeres de cabello ondulado o enrulado tienen un frizz natural, debido a que sus folículos pilosos se tuercen en diferentes direcciones cuando el pelo se seca a temperatura ambiente. Por otro lado, el frizz aparece en los cabellos dañados a causa de tratamientos excesivos. Finalmente, el frizz también se manifiesta en climas muy húmedos.

Los trucos

La solución más evidente –aunque costosa– es realizarte un tratamiento anti-frizz en tu salón de belleza. Este te durará todo el verano. Ahora bien, esta medida no es la única que puedes tomar. De hecho, es fundamental que te cepilles el cabello a diario, de la raíz a la punta. Este hábito contribuirá a esparcir los aceites naturales por todo tu pelo y mantendrá el frizz a raya. Asimismo, y contrariamente a lo que muchos piensan, el calor también puede ayudarte en esta batalla –siempre y cuando no te pases de la línea–. En este sentido, el secador te permitirá fijar a tu cabello en su lugar. Eso sí, para evitar daños, evita dejar el secador mucho tiempo sobre una misma zona. Lo ideal es que seques tu cabello con movimientos suaves y continuos.

¡Disfruta de un verano sin frizz!