como-volver-a-enamorarte-de-tu-pareja

¿Cuándo fue la última vez que sentiste mariposas en el estómago o que no te pudiste contener las ganas de plantarle un beso a tu pareja?

Eso que se siente cuando uno se enamora es tan lindo. Es una especie de elevación natural que no requiere nada más que la presencia del otro o la idea de verlo, tocarlo y sentirlo, pero es algo que el tiempo, la convivencia, los malentendidos terminan dejando por el suelo.

Y así es como nos despertamos un día sintiendo que esa emoción tan intensa, esa sensación de estar en las nubes, de decirlo todo con una mirada prácticamente ya no existe.

Pero eso no significa que la relación se haya terminado, ni que nunca más vuelvas a sentirte enamoradísima, aunque sea de tu pareja de hace diez años.

Hay formas de volver a enamorarse, que quizá no te funcionen de la noche a la mañana, pero que con un poco de tiempo te ayudarán a recuperar esa emoción tan única y maravillosa que te hace sentir más viva que nunca. Aquí compartimos contigo algunas ideas:

1- Por favor, TOCAR: El contacto físico es muy importante en una relación. Abrazarse, hacerse caricias, caminar de la mano son formas de reavivar la pasión. Hay cosas que el cuerpo sabe decir mucho mejor que las palabras y lamentablemente hay muchas parejas que llevan mucho tiempo juntas y se tocan cada vez menos.

2- Dormir juntos: Con la llegada de los hijos, o quizá porque cada uno tiene horarios diferentes, el hecho de dormir juntos, pegaditos es cada vez menos común. Y así como ocurre con el contacto físico durante el día, dormir pegados libera sustancias químicas que hacen que la pareja se sienta bien. Varios estudios confirman que las parejas que duermen juntas suelen estar más satisfechas con su relación que las que no lo hacen.

3- Dejar el celular y la tableta: Si aún no te ha ocurrido, considérate muy afortunada. Pero más del 70 por ciento de las mujeres reconoce que los teléfonos inteligentes y la tecnología en general tienen un impacto negativo en su vida de pareja. Haz todo lo posible para que tu novio no se lleve el teléfono o la compu a la cama. Lo mismo en tu caso. Es absurdo, pero hay parejas que pasan el día juntos sin hablarse, mirando solo a las pantallas de sus celulares y comentando los posts de Facebook de los otros. Deja esa tendencia poco romántica y prueba con una conversación cara a cara.

4- Ser agradecidas: La gratitud puede hacer que tu relación de pareja remonte y llegue a niveles de aprecio y amor sin antecedentes. En vez de quejarte por lo que tu novio no hace, “hace mal” o no tiene, demuéstrale tu agradecimiento por todo aquello que hace por ti, que hace por la pareja. Agradécele por las risas compartidas, las peleas superadas, las caídas y las levantadas.

5- Decirle cosas lindas: Quizá hace rato que no escuchas ningún piropo de parte de tu pareja. Y entonces puede ser muy oportuno que seas tú la que lo halague (sin exagerar). Dile que se ve bonito cuando se va a trabajar, recuérdale que su sonrisa te encanta, agradécele por la cena que te hizo. A veces en las relaciones nos sentimos invisibles y prácticamente dejamos de mimarnos con palabras. Decirle cosas lindas a tu pareja y recibirlo con una sonrisa cuando es él el que las dice, es una forma de revivir la pasión y recuperar el enamoramiento.

6- Hacerte extrañar: Si tu pareja se va de viaje y lo extrañas, significa que aún la relación tiene donde sujetarse. La separación por unos días le da no solo respiro a la relación, sino que hace el reencuentro mucho más encantador.

7- Darle una sorpresa: Tómate el tiempo para organizar algo que lo sorprenda. Puede ser un cumpleaños sorpresa, pero también puede ser que lo invites a un juego del equipo que a él le encanta, o a un concierto, o que le organices un fin de semana de pesca con amigos. Y aunque te asegure que no le gustan las sorpresas, verás que sí tendrá un impacto positivo en tu relación.

Volverte a enamorar puede requerir de bastante esfuerzo, pero al momento que vuelvas a sentir esas mariposas en el estómago, o que te beses en medio de la calle sin importarte nada, sabrás que valió la pena, cada paso, cada detalle.