RECETA

Hoy te traemos una receta súper fresca y deliciosa, para que puedas hacer helado en tu casa. Ideal para los amantes de la fruta en su versión más divertida. ¡Toma nota!

¿Qué se necesita? De mango: 2 mangos, 1 lata de leche condensada y 200 centímetros cúbicos de crema de leche. De frutilla: 200 gramos de frutillas, 1 lata de leche condensada y 200 centímetros cúbicos de crema de leche. De kiwi: 4 kiwis, 1 lata de leche condensada y 200 centímetros cúbicos de crema de leche.

¿Cómo se preparan? Procesa cada fruta cortada en cubos junto con la leche condensada y la crema de leche, hasta que queden texturas uniformes y sedosas. Vuelca en una plancha de acetato con formas de conos y lleva al refrigerador. Cuando comiencen a endurecerse insértales palitos de helado en el centro, y vuelve a llevarlos al refrigerador hasta que se congelen por completo. ¡Disfruta de estos conitos de helado en una tarde calurosa!