CAFE

Una de las cosas más lindas que tiene San Francisco es la gran variedad de barrios y culturas en un mismo lugar. Y es en uno de ellos donde se ubica el bar más top de la ciudad.

El Stable Café se sitúa en Mission, un barrio latino con rincones estupendos y restaurantes que son joyas por descubrir. Este café es toda una inspiración para cualquiera de los de su especie. Con una decoración mínima y rústica, con madera como protagonista, ha logrado cautivar a todos los turistas que pasan por la ciudad estadounidense.

Los fines de semana los habitantes de San Francisco se acercan a este lugar tan cool para disfrutar de un buen brunch (como buen ciudadano norteamericano). Sus especialidades son los paninis calientes que encontramos en distintas versiones deliciosas y estupendas, como el que lleva pollo asado y queso provolone o el de bacon y queso Brie. También existen las versiones veggie para los vegetarianos o aquellos que simplemente quieren comer más liviano.

Y para los que están a dieta, tienen una gran variedad de ensaladas hechas con quinoa, garbanzos o queso fresco. Todo súper natural.

¿Lo mejor de todo? El café con leche. Un must have para todo visitante.