REESE

Reese Witherspoon nunca se ha caracterizado por tener unas curvas envidiables o un cuerpo de modelo, pero si la observamos con detenimiento veremos que la actriz de Legally Blond tiene un cuerpo súper estilizado aún después de haber tenido 2 hijos y haber engordado varios kilitos durante sus embarazos.

Reese es fan del yoga y lo practica diario, además de hacer sesiones de estiramiento y pesas con entrenadores personales, pero lo que más cuida es su alimentación.

La dieta del arcoíris

Michael George es uno de los entrenadores más famosos de las celebridades y él es de los principales impulsores de la dieta del arcoíris, la misma que le recomendó a Reese para recuperar su figura después de los embarazos.

Esta dieta consiste en comer más frutas y verduras que cualquier otra cosa y está enfocada en los colores, buscando que comamos por lo menos 1 o 2 porciones de cada grupo de color de los alimentos.

Ahora, debemos tener mucho cuidado porque han circulado versiones de esta dieta que son muy poco sanas, versiones hipocalóricas que rayan en la anorexia y dejan el cuerpo súper descompensado.

Este sería un buen menú de la dieta del arcoíris:

DESAYUNO: 1 taza de leche descremada con té verde con edulcorante, 1 tostada de pan integral con queso blanco descremado con mermelada de ciruelas Light y un puré de manzanas.

MEDIA MAÑANA: 2 piezas de fruta de estación, 1 verde y una roja.

ALMUERZO: Pechuga de pollo a la plancha con vegetales hervidos: coliflor, brócoli y calabaza; de postre uvas, moras o ciruelas.

MEDIA TARDE: Gelatina con frutas

MERIENDA: Infusión preferida con edulcorante y 1 yogurt descremado.

CENA: 1 lata de atún con ensalada de tomates, cebolla y 2 huevos duros, 1 kiwi y 1 naranja.

Este es un ejemplo de lo que podemos comer para incluir una fruta de cada color en nuestra dieta. Además Reese come frutas especiales como el acai que limpia su cuerpo de toxinas, humecta la piel y fortalece el cabello.