FAMILIA

Tal vez recuerdas cuando eras soltera e ibas a un restaurante y se sentaban a tu lado toda una familia con niños, ¿te agobiabas? Pues, ahora es tu turno. No debes sentirte mal por tus hijos, ni tienes que esperar que cumplan dieciocho años para que se comporten en una salida. Puedes seguir yendo a cenar, pero preparada para que la salida no se convierta en una odisea. Seguir los siguientes consejos te permitirá pasar una linda velada en familia.

Adulto-niño-adulto-niño

Para que la comida se desarrolle en paz, tienes que evitar cualquier tipo de percance que pueda ocurrir en la mesa, y eso incluye las riñas entre hermanos.

Para evitar que se generen peleas, la forma de sentarse en la mesa es poner a un niño separado del otro por un adulto. Así podrás mantener la calma y la paz mientras disfrutan de la comida.

Tabletas o Smartphones

Antes de ser madre seguro que pensaste alguna vez: “Cuando tenga hijos no permitiré que jueguen con la tablet mientras se come en un restaurante”. Pero ser madre es algo muy diferente a poder opinar sin tener hijos.

Si bien es cierto que comer en un restaurante es para pasar un tiempo en familia ,y es eso lo que se debe potenciar, puede haber momentos en que estos preciosos aparatos llenos de juegos pueden ser la diferencia de comer tranquilamente o pedir la cuenta antes de acabar lo que hay en la mesa.

Mochilas divertidas

Hay restaurantes en los que les dan hojas y crayones a los niños para que coloreen mientras se espera la comida, pero cuando acaban de colorear piden más y más. Para que no te agobies y ellos no se aburran, la mejor solución es que lleves un pequeño bolso con libros para leer, colorear, juegos de cartas o cosas que les puedan entretener antes de que llegue la hora del postre.

¿Cuáles de estos consejos pondrás en práctica primero en la próxima salida familiar?