Algunos psicólogos afirman que los problemas reales salen a la luz cuando estamos menos ocupados. Para evitar las peleas con tu pareja en vacaciones, debemos tener presente los motivos por los que suelen aparecer los roces.

Las razones pueden ser diversas, sin embargo, hay una que engloba a todas: tener más tiempo juntos y sin tantas obligaciones diarias. Es que para muchas parejas, el receso del trabajo es ideal para conectarse con el otro y poder recuperar el tiempo perdido cuando las tareas cotidianas los acechan. Pero para muchas otras, pasar más horas en compañía ocasiona peleas, discusiones, desacuerdos y en casos más graves, separaciones.

Causas de las peleas de pareja en vacaciones

Los celos: Puede ser porque la mujer se pone menos ropa o se tumba boca abajo a tomar sol en la playa, o porque el hombre mira a las señoritas que pasan al lado.

El viaje: Sea desde el momento en que se está organizando o durante el desarrollo. Las expectativas son diferentes, las ideas no siempre similares, etc. El destino, la duración de las vacaciones y el dinero son los tres temas más candentes.

El itinerario: ¿Nos quedamos en un mismo lugar o dormimos todas las noches en un sitio distinto? ¿Hacemos una excursión por día o mejor nos quedamos descansando en el hotel? Todo esto causa problemas y peleas.

El presupuesto: Si este tema trae discusiones en todo momento, ¿cómo no será un motivo de entredicho en las vacaciones?

Los acompañantes: ¿Llevamos a tus padres o a los míos, les decimos a los amigos, preferimos ir solos? Y después de tomada la decisión, los inconvenientes surgen de estas ideas.

Los hijos: Si ya son una familia, también puede haber peleas con la pareja durante las vacaciones por causa de los niños. ¿Dónde llevarlos, qué comerán, en qué gastarán el dinero?

Ya que los motivos de discusión se dan antes y durante el viaje, ten en cuenta estos tips para evitar peleas en vacaciones según el momento en que se encuentren.

Evita las peleas antes del viaje

Hablen: La comunicación es muy importante en una relación en todo momento. Cada uno debe poder expresar sus deseos y expectativas.

Decidan entre los dos: Nada de “me da igual” porque después no es así. Las vacaciones son para los dos. Lleguen a un acuerdo sobre el destino y las actividades a realizar.

Dense tiempo: No cometan el error de irse de vacaciones el mismo día que salen del trabajo, porque eso genera mucho estrés adicional. Mejor dejen pasar una o dos noches, prepárense bien, empaquen con calma y dedíquense a disfrutar.

Durante el viaje

Determinen sus roles: ¿Cuáles son las obligaciones de cada uno durante las vacaciones? Tal vez uno sea más responsable con los documentos y boletos, y el otro lleve bien las cuentas. Quizás a uno le guste tomar fotografías y al otro entender un mapa. Sean un verdadero equipo.

Hagan cosas por separado: Estar de viaje en un lugar que no conocen no significa que tengan que estar “pegados” todo el tiempo. Para evitar las peleas de pareja en vacaciones, es bueno que en algunos momentos se hagan actividades por separado. Si la mujer quiere ir de compras, el hombre se puede quedar en el hotel haciendo ejercicio, por ejemplo.

Tengan consideración: No obliguemos al otro a que nos acompañe o haga cosas que no le agradan. Si te encantan los deportes extremos y a tu pareja le dan miedo, puede aprovechar ese día para recorrer un museo. Ponerse en el lugar del compañero es algo esencial en las relaciones.

Mantengan la buena predisposición: Están de vacaciones, aprovechen para pasarlo de maravillas. Que sea un bonito recuerdo, no un trago amargo.

Si estás planificando un viaje con tu media naranja, recuerda estos consejos. Así podrán evitar peleas de pareja durante las vacaciones, disfrutar de la estadía y llevarse a casa un recuerdo inolvidable.