Tal vez tus vecinos sean algo… especiales. Pero hasta el vecino que a ti te parece una persona antipática, puede ser el mejor de tus vecinos si lo respetas, le das un trato amable y tú también te comportas. Intenta poner en práctica estos consejos para llevarse bien con los vecinos y verás como un pequeño gesto puede hacer la diferencia.

Si alquilas la propiedad en la que vives, en el peor de los casos podrías mudarte pero si es tuya, lo tienes más difícil. De todos modos, siempre es mejor llevar una vida pacífica sobre todo cuando es gente a la que seguramente debes ver todos los días.

Cómo tener una buena relación con tus vecinos

Buenos días, buenas tardes

No cuesta nada saludar a los vecinos y es esencial como primer paso para mostrar respeto y buena educación a la hora de cruzarte con ellos.

Sentido común y empatía

No hagas lo que no te gusta que te hagan. Si escuchas la música a máximo volumen puede que molestes a tus vecinos, de la misma forma que podría incomodarte a ti si ellos lo hicieran.

Puertas cerradas

Es mejor mantener las puertas cerradas, tanto las del garaje como las de tu casa. ¿La razón? Por cuestión de privacidad y porque si tienes desorden no hay necesidad de que se lo muestres a todo el mundo.

Los vecinos y las reglas de convivencia

Si tienes mascota

Cuidado con los perros que ladran continuamente o los gatos que van a escarbar al jardín del vecino; esto puede traer problemas serios. Asegúrate de que tu mascota no ande haciendo de las suyas en terrenos ajenos.

¿Ser sociable o no?

La realidad es que no estás obligado a reunirte con tu vecino, es mejor mantener la distancia a menos que tu carácter sea muy social y desees invitarlos a tu casa para conocerlos mejor y entablar una relación más cercana.

Cuida tu jardín

Eso de tener árboles o arbustos que sobresalen por el alambrado e invaden el terreno del vecino, puede ser algo sin importancia para ti. Sin embargo, a la hora de tener que recoger ramas y hojas secas puede ser muy molesto para tus vecinos. Mejor evita problemas y de paso mantén la prolijidad de tu casa.

No encandiles a tu vecino

Quiero decir que tengas cuidado hacia dónde apuntan tus luces exteriores, si justo coinciden con la habitación de tu vecino será una gran molestia para él.

Ruidos molestos

Por ejemplo, dar golpes con el martillo a altas horas de la noche o por la mañana muy temprano o a la hora de la siesta será motivo de problemas. Si lo haces una vez no creo que pase nada, pero si es costumbre seguro te traerá quejas por parte de tus vecinos.

Recuerda que todos somos especiales y tenemos nuestros días buenos y malos. La próxima vez que sientas el impulso de ir a tocar el timbre de tu vecino para pedirle algunos cambios, por qué mejor no te tomas un momento para pensar ¿y yo, seré un buen vecino?