COPOS

Estos crujientes de copos de maíz y chocolate blanco son un bocado dulce muy sencillo y peligrosamente adictivo. ¡Toma nota!

¿Qué se necesita? 120 gramos de chocolate blanco, 25 gramos de mantequilla sin sal, 1 cucharadita de miel, 50 gramos de copos de maíz sin azucarar.

¿Cómo se prepara? Colocar el chocolate blanco troceado en un recipiente para baño María, o en un cuenco apto para el microondas. Añadir la mantequilla y calentar hasta fundirlos, removiendo con una espátula.

Incorporar la miel y mezclar bien hasta tener una masa homogénea y suave. Machacar ligeramente los copos de maíz con las manos si fueran muy grandes. Echarlos al chocolate o colocarlos en otro recipiente y volcar la mezcla encima.

Remover bien con suavidad hasta impregnar todos los cereales con el chocolate blanco. Colocar porciones con una cucharilla en moldes pequeños de mini magdalenas o trufas, formando montoncitos apretados. Colocar en un recipiente hermético y guardar en la nevera para que se enfríen.