CAFE

Si visitas Estados Unidos, entrar en un Starbucks es el paraíso: tienen todo tipo de cafés y dulces listos para probar. Cada uno de los locales tiene un estilo propio y distintivo. Por ejemplo, el que está situado en Venice Beach es romántico y rococó, mientras que el de Culver City es de lo más hipster. Pero sin duda no hay Starbucks más alucinante que el nuevo situado en Nueva Orleans.

El nuevo local intenta ser una mirada al pasado de la ciudad de Louisiana. Para ello, los diseñadores se fijaron en el barrio donde se encuentra ubicado y los estilos de vida que habitan en él. Y como los detalles marcan la diferencia, decidieron que artistas locales como Jason Horton y David Borgerding participen en el proyecto aportando su talento creativo.

El mobiliario elegido es de lo más alucinante: sillas schoolhouse vintagesaxos convertidos en originales y llamativas lámparas, paredes forradas de antiguas fotografías… y, lo mejor de todo, el enorme mostrador principal con toda la pastelería típica de esta confitería.